www.thetermis_clan.es.tl
  ARMY OF TWO
 

 

EA ha apostado muy fuerte por Army of Two, uno de los lanzamientos más esperados para el primer cuarto de este año. Si el retoño de EA Montreal se convierte en una nueva franquicia clave para la compañía lo dirán las ventas, sobre su calidad te hablamos a continuación.


La guerra es cosa de dos


Espalda contra espalda y a girar en círculo

Salem y Ríos son dos malas bestias. Su compenetración y su gran habilidad de combate hacen que pronto sobresalgan de entre las filas de los rangers norteamericanos. Después de una exitosa misión en Somalia, la SSC, una agencia de mercenarios que no tardará en convertirse en la más grande del mundo, les ofrecerá la posibilidad de unirse a sus filas. La pareja acepta, por supuesto, y durante los primeros años todo va sobre ruedas. En un mundo desgarrado por los conflictos bélicos no falta trabajo para dos mercenarios con sed de dinero y pocos escrúpulos. Demasiado fácil, demasiado bonito. Después de algunos incidentes, Ríos comienza a sospechar de la SSC, una empresa que cada vez tiene más poder.

Sin grandes alardes narrativos, Army of Two se presenta con un argumento atractivo que se va desgranando poco a poco, con un ritmo bien medido que mantiene el interés del jugador. Puede que el guión no sea de Oscar pero, al menos, la historia está bien contada y los protagonistas son carismáticos, más de lo que pueden decir la mayoría de los shooters que aparecen en el mercado como setas.


Jugabilidad

En los últimos años, con el asentamiento del online en las consolas, hemos visto como el componente cooperativo ha ido ganando importancia hasta convertirse en una de las características más demandadas por los jugadores. Army of Two no sólo ofrece un robusto cooperativo, sino que es un juego nacido con esta modalidad como razón de ser. Salem y Ríos no se separarán en ningún momento de la aventura y deberán compenetrarse al máximo si no quieren que sus carreras como mercenarios terminen antes de tiempo. En otras palabras, a Army of Two siempre juegan dos jugadores. Incluso si el segundo jugador está siendo controlado por la máquina, será necesario tenerle en cuenta, porque la colaboración es básica para progresar.

Para favorecer la cooperación entre los dos personajes se han ideado algunas mecánicas bastante originales que aportan un agradecido toque de frescura. La más ambiciosa es el sistema de “agresividad”, basado en que los enemigos prefieren centrarse en el jugador más activo. Esto hace que el más agresivo reciba una mayor presión por parte del enemigo, favoreciendo al mismo tiempo que su compañero pueda pasar más desapercibido. Cuando el “agrómetro” de uno de los dos llega al máximo, el otro se hace literalmente invisible, momento que puede aprovechar para moverse sigilosamente y colocarse en una posición ventajosa. Este truco no sólo será muy útil para despistar a los enemigos, sino que será la única manera de vencer a algunos soldados especialmente protegidos. Otras opciones interesantes son entrar al modo francotirador de manera simultánea para sincronizar disparos, cambiarle el arma al compañero y ayudarse mutuamente para escalar muros, curarse, conducir vehículos, abrir compuertas,... Además, se han introducido algunos guiños de camaradería muy simpáticos, como chocar las manos y darse collejas, detalles que pueden parecer poco importantes pero que ayudan a identificarse con los personajes.


Si el fuego falla, ¡a los tortazos!

Sobre el sistema de juego, Army of Two forma parte del subgénero de shooters en tercera persona donde la planificación de movimientos y el buen uso de la cobertura son básicos para sobrevivir. Después de Uncharted y Gears of War, casi sorprende que el sistema de cobertura no sea automático, algo que comienza a convertirse en el estándar de este tipo de juegos, sino que hay que situarse agachado detrás de alguna superficie protectora. Desde aquí se puede disparar a ciegas levantando el cañón, con la consiguiente penalización de precisión, asomarse tímidamente, con la consiguiente lluvia de plomo o bien esperar pacientemente a que todo haya pasado, con la consiguiente muerte por granada. No hay aquí grandes innovaciones, pero la ejecución es correcta, con enemigos razonablemente inteligentes y un diseño de niveles que ofrece muchas oportunidades cooperativas.

Además de las misiones principales, hay algunos objetivos secundarios que proporcionarán algunas primas bastante interesantes. No lo olvidemos, Ríos y Salem prostituyen su fusil a cambio de buenos billetes. El dinero tendrá mucha importancia a la hora de comprar nuevas armas y personalizarlas. Las opciones de personalización son muy amplias, se pueden añadir cañones, silenciadores, culatas, escudos,… Incluso se pueden “tunear” para hacerlas estéticamente más atractivas. En el mercadillo también se puede mejorar la armadura y comprar nuevas máscaras, que sólo sirven para cambiarles “la cara” a los personajes. Las opciones de compra son bastante completas y fomentan que el jugador busque todos los objetivos secundarios para poder conseguir todas las armas y mejorarlas al máximo. De hecho, la progresión del armamento tiene bastante peso en el balance de la dificultad, ya que sólo se pueden tener tres armas encima, aparte de las granadas: la principal, una ligera y una para largas distancias. Las armas no se pueden cambiar durante la acción, sólo recoger munición, así que tener todos los aumentos de tu arma favorita puede ser la línea que separa la victoria de una derrota humillante. 


Gráficos

No me gusta tu cara
Sin ser un referente gráfico, Army of Two es un título realmente vistoso. El equipo de EA Montreal ha hecho un gran trabajo y no se observa ninguno de los problemas que otros títulos movidos por el Unreal Engine han presentado en el pasado al correr sobre PlayStation 3. Las texturas son bastante buenas, sin el recurrido bump mapping “de plástico” tan característico de este motor, y la iluminación de los enormes escenarios es realmente espectacular (en algunos momentos demasiado). Cuesta ponerle demasiadas pegas a Army of Two, que técnicamente va por momentos de lo notable a lo sobresaliente. Sólo a pantalla partida se puede observar alguna bajada de rendimiento, con caídas de framerate muy leves y un menor detalle en texturas lejanas. La artillería pesada queda reservada para los últimos niveles, donde podemos apreciar una de las mejores simulaciones de mar embravecido que hemos podido ver hasta la fecha. Muerte por embelesamiento garantizada.

Más discutible resulta el diseño artístico. Las armaduras de Ríos y Salem presentan un aspecto gastado y artesanal que les da un amenazador aspecto de perros de guerra, pero no se corresponde con lo que cabría esperar de la compañía de defensa privada más grande del mundo ni de unos mercenarios que ganan una millonada por trabajo. Los escenarios, a pesar de ser bastante variados, pecan de ser demasiado grises y genéricos. Lo mismo se les aplica a los enemigos, muy impersonales y repetitivos.


Música/Sonido

El apartado sonoro se presenta en una espectacular mezcla surround que no escatima en efectos a la hora de sumergir al jugador en medio del campo de batalla. Los niveles ofrecen un escenario sonoro que no se limita a representar lo que se ve en pantalla, sino que también aparecen elementos invisibles. En el nivel del portaaviones se puede oír como, en la lejanía, los cazas sobrevuelan la zona e incluso podemos escuchar como el viento se desplaza por los altavoces, creando una convincente ilusión de realidad. Se ha cuidado especialmente el sonido de los disparos. Cada arma tiene sus propios efectos, que además varían dependiendo de las modificaciones de cañón que estén instaladas.

Respecto a la música no hay demasiado que decir. Se trata de una banda sonora bélica de estilo moderno, con melodías orquestales que no le hacen ascos a los arreglos electrónicos. No resulta demasiado memorable ni aparece demasiado a menudo, dejando que los efectos de sonido sean los protagonistas durante la mayor parte del tiempo.


Multijugador

Como ya hemos señalado, Army of Two es un juego nacido para el cooperativo. Aunque el comportamiento de la máquina es más que aceptable, el juego muestra todo su potencial cuando se juega junto a un compañero humano. La pregunta es, ¿mejor a pantalla partida o por internet? Ambos modos tienen sus puntos a favor y en contra. Jugar a pantalla partida con un amigo facilita mucho la comunicación, resulta fácil darle un codazo desde el mismo sofá y gritarle que venga a echarte una mano de una vez. Por desgracia, la pantalla partida sacrifica el 50% de la visibilidad, haciendo difícil localizar a algunos enemigos. Jugando por cooperativo online no existe esta limitación, se puede disfrutar de toda la pantalla, pero la comunicación no resulta tan fácil ni tan divertida. De hecho, en la actualidad, el chat de voz presenta algunos problemas que EA ha prometido subsanar con un próximo parche.

Estos dos no necesitan ni apuntar
Menos interesante resulta el modo enfrentamiento, que viene a ser un híbrido entre cooperativo y competitivo. Aquí se permite un máximo de cuatro jugadores, en dos equipos de dos, que luchan por ganar la mayor cantidad de dinero posible cumpliendo una serie de objetivos. No hay demasiado contenido aquí, pocos mapas y pocas opciones que, seguramente, serán ampliables en el futuro, previo pago de las microtransacciones correspondientes. Además, nos hemos encontrado con algunos errores de conexión y con algunos cuelgues que sólo fueron solucionados abriendo los puertos correspondientes del router, un problema inexistente en otros juegos de PlayStation 3 y que esperamos ver solucionado en el parche ya citado.


Edición Española

EA nos ofrece una localización al castellano excelente. Las voces españolas de Ríos y Salem están muy bien escogidas y los actores han sabido reflejar el carácter de cada uno. Aunque no se trata de un defecto de localización, la excesiva repetición de algunas frases es la única mancha que empaña el resultado del doblaje.

Otro detalle que convendría comentar es que EA ha incluido en el manual un inexplicable resumen de todos los capítulos de la historia, desvelando algunos detalles de la trama que, probablemente, prefiráis descubrir por vosotros mismos. Recomendamos, por lo tanto, omitir la lectura de las páginas 8 y 9. Hablando del manual, también hay que criticar su brevedad. Que el juego incluya un completo tutorial no es excusa para ofrecer un libreto tan escueto, de apenas 12 páginas. De lo delgado que es las pestañas de la caja tienen dificultades para sujetarlo correctamente.


Conclusión

Army of Two se posiciona inmediatamente como el referente del prácticamente virgen mercado de los shooters cooperativos, claramente superior a otros lanzamientos recientes como Kane & Lynch: Dead Men. Aunque algunos aspectos podrían haberse pulido y ampliado un poco más, lo dejamos para posibles secuelas, el juego rinde a un nivel de notable en todos sus aspectos. Sin revolucionar el género, se permite el lujo de introducir algunas innovaciones bastante interesantes, como el sistema de “agresividad”, aportaciones que contribuyen a darle una personalidad propia al juego. Army of Two es un comienzo notable para lo que esperamos que se convierta en una franquicia que amplíe y lleve aún más allá las ideas presentadas.

Lo mejor: Personalización de armas muy completa. Imprescindible para amantes del cooperativo. Protagonistas carismáticos con un toque de humor. Excelente apartado sonoro, con un buen doblaje.

Lo peor: Puede hacerse un poco repetitivo. La IA es buena, pero no puede sustituir a un compañero real. Algunos errores de conexión online.


Historia: 7
Gráficos: 8
Música/Sonido: 8
Jugabilidad: 7
Multijugador: 7
Edición Española: 8
 

 

Alternativas:






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu página web:
Tu mensaje:

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=