www.thetermis_clan.es.tl
  Brutal Legend
 
 

 
Género: Aventura 
Fecha de salida: 16-10-2009
Plataforma: PS3 
Desarrolla: Double Fine Productions 
Productora: Electronic Arts 
Distribuye: Electronic Arts 
Manual: Castellano 
Idioma: Castellano 
Voces: Castellano
Soporte: Blu-Ray 
Multijugador: Si 
Recomendado: 18+ 
Precio: 69,95€ 
Web oficial: Disponible
 
 
Brutal Legend

 publicado el 27/10/09 
Tipo de artículo: Análisis 
Sistema: PS3 
 

 

El genial Tim Schafer vuelve al ruedo con Brutal Legend, un juego muy interesante en los que evocará a los dioses del metal para recrear ese humor tan especial que le caracteriza. Para ello se ha juntado con muy buenas compañías, pues entre Electronic Arts, Jack Black y Double Fine Productions han formado un equipo muy bien organizado que ha dado como resultado un título tan notable como el que tenemos hoy en nuestras manos.


A mal tiempo, buena cara

No se me ocurre mejor refrán para el calvario que Brutal Legend ha sufrido hasta el día de hoy. Tuvo un desarrollo tortuoso con cambios de distribuidora incluidos, pero al fin pudo Tim Schafer sacar adelante su último proyecto. Una oda a los dioses del metal que seguro agradará a los fervientes seguidores de este estilo musical, y más aún a los amantes de los juegos de Tim Schafer, puesto que en Brutal Legend se aprecia un sentido del humor muy “suyo”.

Todo comienza cuando se nos presenta a Eddie Riggs como el pipa de un grupo de estos modernos en los que primero va la imagen, y luego su música. Donde los solos imposibles han dejado paso a las melodías pegadizas al más puro estilo pop. Durante un concierto, uno miembro del grupo se sube a un punto elevado del escenario, y está a punto de caer. Eddie lo consigue salvar, pero luego le cae encima parte de la estructura y muere.

No es el comienzo que todo el mundo se espera, pero al caer una gota de sangre en la hebilla del cinturón de Eddie (que es una calavera muy fea y macarra), éste será transportado a un mundo de fantasía donde los demonios vagan a sus anchas, donde todos los humanos tienen el pelo largo y donde las arañas tejen telas de metal, que luego son utilizadas para crear cuerdas de guitarra eléctrica o bajo.

Una vez en este mundo, Eddie decide unirse a la causa de Lars, que pretende liberar a los humanos que están recluidos en una mina…y de ahí en adelante no os digo más para que disfrutéis de la historia de Brutal Legend, que si bien no pasará a la historia por los giros argumentales o los climax que tiene, sí que lo hará por el humor irreverente del que hará gala durante todo el desarrollo.

De hecho, el toque humorístico de Brutal Legend es tan impresionante que me niego a darlo por visto con un par de menciones. Las conversaciones son realmente interesantes, aunque también es verdad que estarán edulcoradas con un montón de palabras malsonantes. Además, Jack Black (famoso actor, cómico y músico americano) ha participado activamente en el desarrollo de Brutal Legend, y esto se dejará ver en algunos momentos. Para empezar, él en persona será el protagonista de la intro de Brutal Legend, pero más adelante veremos movimientos, arqueos de ceja y demás gestos faciales en Eddie Riggs que nos recordarán al actor. Por cierto, no será el único personaje famoso que aparecerá durante el desarrollo…pero será mejor que os deje a vosotros descubrir quienes son.

Otros gags buenos están relacionados con las unidades que controlaremos durante el desarrollo. Los headbangers son los esclavos que trabajaban en la mina golpeando sus cabezas contra las rocas, lo cual hizo que desarrollasen los músculos del cuello hasta un límite exageradísimo. Luego están los pipas, que llevarán unos altavoces enormes a sus espaldas que activarán para destruir las edificaciones del rival, etc. En definitiva, que Brutal Legend lo tiene todo para hacer pasar un rato entretenido a todos aquellos que se pongan a jugar a él.


Jugabilidad

Lo más llamativo de todo es que Brutal Legend es un título bastante complejo de catalogar. Se podría decir que es un juego de estrategia con toques de beat ‘em up, pero entonces estaríamos dejando de lado otros aspectos importantes del juego como son las fases de conducción o el factor de poder explorar el amplio escenario a nuestro gusto (al más puro estilo GTA). Quizá el juego al que más nos puede recordar es Overlord. Digo esto porque nosotros manejaremos únicamente a Eddie Riggs, aunque habitualmente tendremos que superar los diferentes desafíos que se nos vayan presentando junto a un pequeño ejército de aliados, a los que tendremos que comandar.

Las opciones estratégicas de Brutal Legend son bastante simples, pues tendremos a nuestra disposición únicamente cuatro órdenes, que se resumen en defender una posición, avanzar hacia el destino indicado o seguirnos. Muchos pensarán que es complicado comandar desde el suelo (aunque Overlord ya nos mostraba que era posible), pero en esta ocasión vemos que nuestro héroe podrá recurrir a “algo” (no diré nada, no quiero estropearos la sorpresa) para poder ver el combate desde una perspectiva elevada, lo cual nos da una mejor percepción del campo de batalla.

Las unidades que podremos comandar contarán con diferentes habilidades que van desde simples unidades de infantería (que serían los headbangers ya mencionados) a otras unidades de infantería que realiza ataques a larga distancia, los pipas (ideales para destruir edificaciones), las bestias (con un ataque de fuego bastante impresionante), etc. Así se consigue dotar al juego de una profundidad estratégica del todo apropiada, pues no resulta ni superficial ni abrumador. Por otra parte, nos podemos unir a un grupo de soldados para formar una unidad única y desatar un ataque especial que hará aún más daño.

El hecho de poder participar en los combates como un miembro del ejército más nos permite disfrutar de la parte de beat ‘em up que tiene Brutal Legend. Eddie tendrá a su disposición un hacha, llamada La Separadora, y una guitarra eléctrica, llamada Clementine. Con el hacha podrá desatar poderosos ataques que desmembrará a los enemigos como si nada, mientras que con la guitarra eléctrica podrá lanzar ataques de rayo que electrocutarán a los enemigos o bolas de fuego que los quemarán vivos.

Además, la guitarra se puede utilizar para algunas acciones especiales como lanzar un grito de guerra que hará que los personajes susceptibles de formar parte de nuestro ejército se sumen a nuestra causa o para invocar a nuestro coche, llamado Deuce, con el que será muy sencillo recorrer la campiña de Brutal Legend. Al activar el uso de la guitarra, Eddie se pondrá a tocarla, y se activará un pequeño QTE que nos recuerda a Guitar Hero, pues deberemos de pulsar los botones en el momento exacto. Hubiera estado de vicio que se nos hubiese permitido usar el periférico de guitarra de Guitar Hero o Rock Band, pero nos quedaremos con las ganas (aunque no es nada realmente importante).

El sistema de control es bastante cómodo y nos permitirá desarrollar un buen número de combos con el hacha, además de poder desatar una serie de ataques físicos como el terremoto, causando daño a los enemigos que estén cerca de Eddie. Con respecto al control de las fases de conducción hay que decir que tanto el coche como la moto que aparece en Brutal Legend se manejan bastante bien, aunque debido a la orografía de ciertas zonas resulta complicado circular. Con un poco de práctica y el conocimiento de las diferentes regiones que componen este mundo, nada será un problema para nuestros monstruos de la carretera.

Como ya expuse, Brutal Legend nos ofrece la posibilidad de explorar el mundo en el que se ambienta libremente. Esto nos recuerda a títulos como los GTA, sensación que se ve reforzada con la existencia de misiones secundarias como sesiones de caza, combates estratégicos rápidos, carreras, etc. No ofrecen una gran variedad de situaciones, pues se limitan a desarrollar lo que, en un momento u otro aparece en las misiones principales, pero así se consigue alargar la vida del producto de una manera muy convincente.

El componente de exploración también hará acto de presencia gracias a los extras que podremos ir desbloqueando si exploramos concienzudamente los escenarios. Algunos de estos extras nos acercarán más el 100% del total, pero otros tendrán recompensas interesantes como mejoras para nuestro personaje o nuestro vehículo. Entre estos extras a desbloquear está la liberación de águilas, aprendizaje de nuevos solos de guitarra, etc.

Con respecto a la duración comentar que Brutal Legend no es corto, pero también es cierto que nos deja con ganas de más, porque da la sensación de que no aprovecha al máximo todo el escenario que ofrece. Es una lástima, pues creo que podrían haber alargado la vida del producto sin que esto supusiese un verdadero descenso en la calidad y diversión de las misiones. También está el hecho de que a veces el juego no deja bien claro los términos de victoria. Por ejemplo, al principio del desarrollo nos tocará avisar a un buen número de headbangers para que se sumen a nuestra causa, pero tenemos que avisarles rápido porque los guardias están destruyendo unos pilares. En mi caso, me tiré 15 minutos para saber el sitio en el que tenía que hacer el solo de guitarra para que todos ellos se unieran a mí. Como este ejemplo se dan otros a lo largo del desarrollo, y es una lástima que esto ocurra.

También está el hecho de que a veces cuesta un poco organizar los combates estratégicos si hay varios frentes abiertos. Es quizá demasiado laborioso, aunque no podemos quejarnos porque sin un ratón y una vista cenital más amplia ya es complicado de por sí.


Gráficos

Brutal Legend consigue crear una atmósfera apropiada para la temática del juego, pues nos meteremos en este mundo de fantasía del metal en poco tiempo. Vemos que los personajes cuentan con un diseño bastante atractivo y unos movimientos más que decentes.

Por otra parte nos encontramos con un diseño de escenarios muy currado, al que únicamente podemos criticarle la generación espontánea de algunos o pequeños defectos gráficos que, en ningún momento empañan el resultado final.

Aún así, lo mejor de todo es ver el genial trabajo que han hecho con los personajes principales (en especial Eddie Riggs). Se nota mucho que han trabajado mano a mano con Jack Black, pues la expresividad de su cara está muy conseguida.


Música/Sonido

La banda sonora es brutal. Incluye temas de los grupos más míticos del metal, tales como Black Sabbath, Judas Priest, Kiss, Manowar, Megadeth, Mötley Crue, Motorhead, Ozzy Osbourne, Riot, Running Wild, Scorpions o Tenacious D (al que pertenece Jack Black). Estos no dejan de ser alguno de los grandes exponentes que veremos en la banda sonora que es mucho más amplia de lo que os podéis imaginar. Todo un lujo que casa a la perfección con la ambientación de Brutal Legend.

Por otra parte, vemos que los efectos de sonido y voces rayan también a un muy buen nivel.


Edición Española

Brutal Legend cuenta con una voz de lujo para el doblaje de Eddie Riggs. Se trata de Santiago Segura, que hace un trabajo muy digno. Echo de menos la presencia de la voz original de Jack Black (o la de su doblador habitual en España), pero apuesto a que una gran parte de los usuarios españoles estarán más cómodos con el doblaje del actor que dio vida a Torrente.


Multijugador

Brutal Legend incorpora un interesante modo multijugador que nos permitirá combatir en siete mapas diferentes. Para luchar bastará con que escojamos una de las tres facciones disponibles. Por una parte está Ironheade (liderados por Eddie Riggs), luego están los Drowning Doom (de aspecto más gótico y tenebroso) y los demoníacos Tainted Coil (cuyo jefe se parece a Sauron).

El objetivo en las partidas multijugador es destruir el escenario de los rivales. Para ello necesitaremos tener un buen ejército, que podremos conseguir al consumir el recurso disponible en este tipo de partidas (los fans). Estos fans son una especie de espectros que emanan de una serie de géiseres. Por cada uno de los mapas habrá unos cuantos géiseres, así que lo primero que nos tocará es luchar por dominar estos géiseres. Es mucho más divertido de lo que cabría esperar, y seguro que os echaréis unas cuantas partidas a este modo. Bien se lo merece.


Conclusión

Brutal Legend se sale de todos los tópicos al ofrecer un humor irreverente y un concepto de juego nada convencional que mezcla varios géneros. El resultado final es una mezcolanza que termina gustando por su toque exótico y violento. Una aventura que todo amante del metal debería de adquirir, y que todo jugón debería de probar durante al menos una hora.


Lo mejor: Mezcla de géneros. Misiones muy divertidas. La banda sonora. La colaboración de Jack Black ensalza aún más la dosis de humor que ya venía incorporada de serie. Tim Schafer ha vuelto a crear un gran juego.

Lo peor: Que no se ofrezca más variedad de misiones y una mayor cantidad de contenido para exprimir al máximo todo el mundo de Brutal Legend.


Historia: 8
Gráficos: 8
Música/Sonido: 10
Jugabilidad: 8
Edición Española: 9
Multijugador: 8 

  


Alternativas:






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu página web:
Tu mensaje:

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=