www.thetermis_clan.es.tl
  El Padrino II
 


El Padrino II
Género: Acción
Fecha de salida: 10-04-2009
Plataforma: PS3
Desarrolla: EA Redwood Shores
Productora: Electronic Arts
Distribuye: Electronic Arts
Manual: Castellano
Idioma: Castellano
Voces: Castellano
Soporte: Blu-Ray
Multijugador: Si
Recomendado: 18+
Precio: No disponible
Web oficial: Disponible
 

 publicado el 22-06-2009
Tipo de artículo: Análisis
Sistema: PS3
 

 

Hace tiempo que se sabía que estaba en desarrollo, aunque muchos se temieron lo peor ante la lluvia de críticas que sufrió la primera entrega. Eso sí, ni los más escépticos habrían creído que esta segunda parte habría quedado tan bien resuelta pues, a pesar de que tiene algunos fallos, estamos ante un juego notable.


Tengo una propuesta para ti

El desarrollo de El Padrino II se inicia con una reunión de las principales familias mafiosas italianas en Cuba, organizada por Hyman Roth. En esta entrañable reunión, el anfitrión anuncia su retirada del mundo del hampa y reparte todos sus negocios. Todo iba genial hasta que estalla una revolución en el país y los miembros de las diferentes familias tienen que salir por patas, momento en el que el protagonista del primer videojuego de El Padrino, Aldo Trapani, cae muerto en su huída.

Después de esto volvemos a aparecer en New York, momento en el que Michael Corleone nos decide confiar a nosotros, un personaje llamado Dominic, la responsabilidad de llevar la sección de esta ciudad de la familia Corleone. Para ello tendremos que ir reclutando allegados y avanzar poco a poco hasta ser el verdadero Don de la familia Corleone.

Puede que la calidad del argumento no llegue a los niveles de las novelas o la trilogía cinematográfica, pero yo creo que es algo que era de esperar por todos, puesto que llegar a ese desarrollo de la trama o a esa complejidad de la psique de cada uno de los personajes resulta sumamente complejo en un videojuego. A cambio tenemos una línea argumental decente, que no se aleja mucho de la línea marcada por Mario Puzo, aunque, como es lógico, no alcanza unas cotas exquisitas tan elevadas como vimos en los libros o el cine.


Jugabilidad

Entrando ya más en materia, El Padrino II parece ser, a primera vista, una aventura tipo sandbox (o estilo GTA) que ofrece un desarrollo muy similar al del título de Rockstar. Ésta es la primera impresión que da el juego pero, tras haber jugado una media hora, nos empezaremos a dar cuenta de que aquí se han dado cita más elementos que la simple mezcla de acción + conducción por un escenario abierto. Digo esto porque, en su afán de querer reflejar las actividades de un Don, se han incorporado elementos de estrategia de gestión relacionados con nuestros negocios y los miembros de la familia, así como también se han incluido algunos elementos de RPG que permiten disfrutar de un desarrollo más profundo.

Puede que a algunos no les guste el artificio de tener que controlar algo más que las propias misiones en sí, pero está claro que la propuesta de El Padrino II es la de tener que controlar todos y cada uno de los aspectos importantes del mundo del hampa.

De mano, tendremos que crear a nuestro personaje como bien queramos gracias a un potente editor de personaje. Una vez que ya lo tengamos, tendremos que empezar a cumplir los primeros encargos para el señor Michael Corleone, puesto que han surgido una serie de problemas entre la familia Corleone y la familia Rosato en New York, y quién mejor que nosotros para afrontarlo.

Al poco de comenzar la aventura ya tendremos que empezar a gestionar nuestra propia familia, puesto que tendremos que escoger a nuestro primer allegado. Tendremos varios entre los que escoger, siendo la clase su principal diferencia. Hay ladrones (abren las cajas fuertes), artificieros (colocan bombas para abrir nuevas zonas), médicos (nos curan en el combate), ingenieros, etc. Cada uno nos ofrece una habilidad especial y tiene unas características concretas a la hora de manejar un tipo de armas (subfusiles, pistolas, etc.). Por si esto fuese poco, los allegados podrán ir subiendo escalones dentro del organigrama de nuestra familia hasta llegar a ser subjefes, pudiendo escoger por el camino nuevas habilidades especiales que los hagan ser personajes mucho más especiales e importantes.

Durante la aventura, los miembros de nuestra familia nos acompañarán, haciendo que las misiones sean mucho más sencillas, pues nos ofrecerán fuego de cobertura, algo de conversación y sus habilidades especiales que demandaremos en muchas ocasiones durante el desarrollo de la aventura.

Además de esto, Dominic también tendrá que gestionar los diferentes negocios de la familia Corleone. En un principio casi no tendremos nada, puesto que la familia Rosato parece haberse hecho con el control de todo New York, pero ahí es donde entra nuestra labor, pues deberemos ir a los tinglados que tengan nuestros rivales para desmontarlos y que así pasen a ser propiedad nuestra. Está claro que es una forma un poco “rara” de hacer traspasos de negocios, pero así funcionaba la mafia italiana en los años 20. Cada tinglado nos reporta dinero fresco, aunque también nos puede reportar habilidades especiales para todos nuestros personajes si logramos controlar los negocios del mismo “grupo delictivo” en cada ciudad (como puños americanos, chalecos antibalas). Para ello, sólo tendremos que mirar el mapa y hacernos con todos los negocios relacionados con la prostitución o las apuestas ilegales, por poner dos ejemplos. Además de los grupos mencionados, también podremos tener negocios de drogas, tráfico de armas, contrabando, desguaces (lástima que no haya planta de residuos, porque así podríamos emular al gran Tony Soprano).

Eso sí, todo el dinero que consigamos con esos negocios es más negro que el alquitrán, así que tendremos que conseguir una serie de tapaderas (tabernas, tiendas de electrodomésticos, etc.) para poder blanquear ese dinero. Para ello, tendremos que ir a la tienda e intimidar al dueño. Es aquí donde vuelve a aparecer el sistema de extorsión que ya vimos en la primera entrega de El Padrino. Para empezar, tendremos que agarrar al dueño, luego le azuzamos un poco hasta que descubramos su punto débil (que puede ser agitarlo, golpearle, dispararle sin llegar a matarle o amenazar con tirarlo desde lo alto de un edificio). Sea como sea, hay una barra que muestra el nivel de “acongoje” de nuestra presa, y a la que deberemos de prestar atención pues, si los asustamos demasiado poco, no conseguiremos nuestro propósito y si los asustamos demasiado no les importará morir (con lo que tampoco conseguiremos nuestro propósito). Además, si lo matamos sin querer, basta con dejar unas cuantas horas para que vuelva a aparecer regentando su negocio y así podamos volver a empezar (ya sé que no es muy realista, pero es que, sino, la gente podría atascarse en el desarrollo del juego).

Otro tema interesante es el del asesinato de las familias rivales. En un principio podemos observar el mapa para encontrarnos con personajes que tienen valiosa información sobre los miembros de una familia rival… pero todos tenemos un precio y, si queremos saber el paradero de esos enemigos, tendremos que hacerle un favor al informante. Estos favores suelen ir desde dar un susto a un tercero hasta tener que volar un edificio para que así el propio informante se encargue de su reconstrucción. Muchas veces, los favores que hacemos a la gente también nos reportan ciertas ventajas (además de saber el paradero del miembro de la banda rival), puesto que si el favor se lo hacemos a un policía corrupto, podemos conseguir que la policía haga la vista gorda con nosotros (hecho que nos vendrá de perlas cuando el desarrollo esté bastante avanzado).

Volviendo al tema del exterminio de las familias rivales, hay que tener en cuenta que cada miembro de la familia ha de morir de la manera que el juego nos estipula, pues así le mandamos un mensaje a su Don, que poco a poco se irá “acongojando”, hasta llegar a pedir una tregua (que, por supuesto, no le daremos). Esas condiciones de muerte a veces van desde tener que tirar al enemigo desde lo alto de un edificio, matarlo con un tiro en la cabeza o atropellarlo. Al final, y tras haber acabado con todo el organigrama de nuestro rival, podremos ir a su mansión, matar a su séquito y finiquitar su pequeño imperio, para que así seamos nosotros aún más poderosos.

Volviendo al tema de la gestión, me gustaría aclarar que tendremos que tener en cuenta los gastos, pues nuestros negocios necesitarán guardias de seguridad que velen por nuestros intereses ante los posibles ataques de familias rivales. Así, cuanto mayor sea el número, menores serán los ingresos pero, al menos, sabremos que el negocio está a buen recaudo (aunque si lo que queremos es defenderlo bien, bastará con que nosotros aparezcamos por el negocio asediado y demos buena cuenta de cada uno de los rivales).

Otro tema que he dejado de lado es el de la experiencia de nuestros personajes, pues podremos comprar nuevas habilidades o mejores atributos para que así apunten mejor, manejen mejores armas, etc. Y lo mejor de todo es que todo se manejará a la perfección desde “La visión del Don”, que viene a ser el menú de pausa y desde donde podremos consultar los favores, ver los organigramas de las diferentes familias (la nuestra incluida), ver el listado de negocios y gestionar el número de guardias que tendrá cada uno, mejorar a los miembros de nuestra familia, etc. Todo ello aderezado con un mapeado en 3D que nos permite ver de una manera muy cómoda y atractiva los diferentes emplazamientos importantes de la ciudad.

El desarrollo de las misiones, de las que todavía no he hablado, funciona correctamente, tanto en las partes de conducción como las relacionadas con la acción en tercera persona. Es una lástima que las animaciones de los personajes a veces nos jueguen malas pasadas, pero tampoco es algo muy grave. Con respecto a la variedad de misiones, vemos que no es muy allá, pero gracias a los elementos ya comentados con anterioridad se gana en profundidad e interés.

Por último, me queda hablar de otro aspecto fundamental, y es que puede que muchos se sientan defraudados por la extensión del mapeado de New York, aunque, tras unas cuantas horas, descubrirán que no es la única ciudad disponible, pues la acción también pasará por Florida y La Habana, consiguiendo que el desarrollo de toda la aventura sobrepase las 20-25 horas con suma facilidad (aunque no he llevado la cuenta, y no sé exactamente cuánto me ha llevado).


Gráficos

El aspecto gráfico puede que sea el apartado menos cuidado de todo El Padrino II, y todo por una serie de errores que le pasan factura. De hecho, si tuviera que resumir con una palabra el apartado gráfico de El Padrino II, ésa sería “fragilidad”, pues da la impresión de que estamos frente a un castillo de naipes que se va a venir abajo en cualquier momento… aunque, por suerte, nunca ocurre nada de eso.

Digo esto porque mientras el diseño de los exteriores, los efectos de luz, los personajes y los vehículos gozan de un muy buen o buen nivel, las animaciones de los personajes (algo robóticas), el detalle de los interiores (pecan de ser algo vacíos) y la reacción del motor de física (algo de popping) muestran la peor cara. Es una pena porque con uno poco más de esfuerzo podrían haber conseguido un resultado mucho más consistente, y es que tenía todos los mimbres para haber ofrecido mucho más en este aspecto.

De todas formas, no es ni mucho menos un estropicio de apartado gráfico, ya que nos permite jugar sin problemas y muestra algunos detalles muy buenos. Sólo es que podría haber sido mucho mejor, ofreciendo un resultado correcto sin más.


Música/Sonido

La banda sonora destaca por su calidad (temas propios de la banda sonora y canciones de décadas pasadas que le sientan genial), mientras que los efectos de sonido cumplen a la perfección.

Con respecto al doblaje, comentar que las voces escogidas son de bastante calidad, salvo pequeños fallos en la sincronización labial o entonación de ciertas frases.


Edición Española

El Padrino II viene con textos de pantalla, manual y voces en perfecto castellano, con lo que no hay mucho de lo que quejarse.


Conclusión

El Padrino II es un juego muy divertido que obtiene sus mejores registros gracias a la inclusión de un montón de elementos de gestión (familia, negocios) que hace que el desarrollo sea algo más que una simple sucesión de misiones, explotando así la idea de convertirse en Don y dominar todo lo relacionado con el mundo de la mafia.


Lo mejor: La inclusión de los toques de gestión y RPG le sientan muy bien. Concepto de juego muy divertido. El sistema de amenazas y muertes de los miembros de familias rivales. Apartado sonoro muy bueno. La gestión de negocios y el organigrama de nuestra familia.

Lo peor: El desarrollo de las misiones podría haber ofrecido más variedad. Algunos problemas gráficos. La propia licencia daba para una línea argumental más cinematográfica y llamativa.


Historia: 7
Gráficos: 7
Música/Sonido: 9
Jugabilidad: 8
Edición Española: 8
Multijugador: --

 

 


Alternativas:






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu página web:
Tu mensaje:

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=