www.thetermis_clan.es.tl
  Grand Theft Auto IV
 


Ha llovido mucho desde que CJ apareciese por el estado de San Andreas, pero los fans de la saga GTA puede estar contentos, pues la cuarta entrega al fin ha llegado, con unos resultados que dejan en pañales a las anteriores entregas. ¿Preparado para conocer a Niko Bellic?


Niko Bellic, todo un héroe

 
Cualquier rincón de la ciudad tiene vida, pues los habitantes pasean pensando en sus cosas

Hace ya unos meses que conocemos a Niko Bellic, y es que tras haberlo visto en varios vídeos que Rockstar ha ido proporcionándonos con cuenta gotas, he de decir que todo lo que a él le rodea es mucho más profundo de lo que se había visto hasta este momento, pues el grado de interacción que alcanza con los diferentes personajes va más allá de las misiones. Pero presentémoslo primero.

Todo apunta a que Niko Bellic viene de Serbia, donde las malas influencias y los recuerdos de una guerra pasada le hicieron cambiar de aires para llegar a los EE.UU., donde su primo Roman parece vivir el sueño americano. Así, Niko llega a Liberty City con la idea de vivir la vida entre chicas guapas, mansiones, fiestas y coches deportivos, pero al llegar se encuentra una realidad muy distinta, y es que lo más lejos que Roman ha llegado, ha sido tener una pequeña compañía de taxis y un montón de deudas con prestamistas albaneses y un extorsionista ruso, que nos apretará las tuercas durante las primeras horas de juego.

A lo largo de los primeros compases por Liberty City nos sentiremos como un extraño que no conoce a nadie, pero pronto iremos haciendo amigos como Little Jacob (que nos puede hacer descuentos en armas si nos hacemos muy amigos de él), Packie (que nos da bombas a control remoto), etc. Nos podremos ir de copas con ellos (cuidado con los efectos del alcohol después, pues resulta muy complicado conducir borracho) o visitar restaurantes, locales de ocio con espectáculos de striptease o de cabaret (cantantes, magos, cómicos).

A su vez, también podremos intimar con alguna que otra chica, siendo Michelle la primera interesada en nosotros (aunque si no nos interesa, podemos pasar de ella). En esta ocasión se han dinamizado bastante las relaciones amorosas, y es que es menos tedioso quedar con ellas.

Lo que más me ha gustado de la interacción con otros personajes es que mantendrán conversaciones muy interesantes, las cuales desvelan detalles sobre sus vidas o sobre la ciudad, que resultan interesantes. Así, será muy importante la trama personal de Niko, pues el pasado que ha dejado atrás es bastante oscuro y no querrá hablar de él con normalidad, aunque habrá momentos donde se soltará y comentará alguna que otra cosa. Este hecho le da bastante vidilla al juego.



El grado de detalle de los personajes secundarios llega a unos niveles realmente altos
Otro detalle que subyace de las conversaciones es la personalidad de cada uno, pues ya nos podemos ir olvidando de los estereotipos que se veían en Vice City o San Andreas, pues el elenco de personajes disponibles en GTA IV es bastante más interesante de lo que cabría esperar. Además, las decisiones que tomemos con Niko resultan ser claves, y es que habrá momentos donde podremos decidir si matamos o no a un personaje, con lo que puede haber variaciones al final de la aventura. Y es que toda acción tiene su reacción, aunque no se puede decir lo mismo de los miles de peatones que sufren daños a lo largo de las misiones... siendo simples efectos colaterales.

A pesar de que todo indique que Rockstar se ha tomado muy en serio la trama de GTA IV, también habrá momentos para la risa, y es que se hacen referencia a juegos de la compañía (Bully o anteriores entregas de GTA) e incluso a otras marcas como Ikea o programas de televisión como 24 o CSI.

En definitiva, Rockstar ha querido crear nuevos atractivos en GTA IV y por ello ha decidido darle una mayor importancia a la trama argumental, logrando resultados muy favorecedores. Bien es cierto también que no llega a los niveles de excelencia de otros juegos que se centran aún más en este apartado, pues el desarrollo de las misiones hace que el argumento comparta protagonismo con otras facetas, lo cual hace que no se pueda mantener una gran tensión narrativa (pues sería muy complicado mantener dicha tensión a lo largo de tantas horas de juego).

Ah, como último apunte reseñar que el número de líneas de texto en las conversaciones es enorme, y nos podremos pasar varios minutos en el coche con un amigo...que nos seguirá hablando y comentando cosas totalmente nuevas, e incluso se ha pensado en conversaciones diferentes para el final de las citas con las chicas (tanto si ha sido un éxito, como si ha sido un desastre, como si le hemos destrozado el coche).


Liberty City está viva

El online permite partidas muy atractivas que nos llevarán por tierra, mar y aire
Además de unas líneas de diálogo tan atractivas, GTA IV también rompe moldes con la ciudad. Si bien Liberty City no es tan grande como el estado de San Andreas, lo que pierde en tamaño lo gana en calidad, pues ya nos podemos ir olvidando de aquellos largos paseos en coche mientras llegábamos de una ciudad a otra. Aquí siempre habrá mucho que hacer, y los trayectos por ciudad son mucho más entretenidos.

El desarrollo está tan bien planteado que rara será la ocasión en la que nos aburra ir de un punto a otro, pero si acabáis por tener esa sensación, existe la opción de coger un taxi que nos llevará hasta donde digamos, con lo que sólo habrá que soportar un pequeño tiempo de carga y pagar unos pocos dólares.

Además, el hecho de que algunos escenarios sean tan reconocibles como una versión de la Estatua de la Libertad, Times Square o Central Park, lo hacen muy atractivo, lo que hace que la saga GTA vuelva a brillar en términos de diseño artístico tras lo visto en Vice City (aunque el aspecto ochentero de aquel juego me sigue encantando a día de hoy).

De todas formas, lo mejor que nos puede ofrecer Liberty City es un montón de zonas que parecen sacadas de New York y la sensación de gran urbe “viva” que da. Así, se notan diferencias sociales entre las personas que caminan por los barrios residenciales más exclusivos (gente bien vestida, buena presencia policial, coches de lujo, aspecto limpio) y las barriadas más pobres (donde hay vagabundos, yonkis, alumbrado de las calles escaso, etc.).

Este es el barco en el que Niko llega a Liberty City
Por otro lado, también nos daremos cuenta de que cada habitante va a lo suyo, y pueden hacer su vida sin interactuar con Niko. De hecho, pueden vivir situaciones tan insólitas como que les roben, que se les caiga un café por encima, que tengan un accidente de coche... y todo sin que nosotros seamos protagonistas de dichas anécdotas, ya que las sufrirán contra otros habitantes manejados por la IA.

Para que no nos perdamos por las calles de Liberty City, se ha incluido un GPS que nos muestra la ruta más apropiada para cada momento, lo que conseguirá que lleguemos más fácilmente a nuestro destino. Eso sí, no será el único “aparatito” disponible durante nuestra aventura, pues también tendremos un teléfono móvil (del que hablaré más adelante) y acceso a ver la televisión y a conectarse a Internet (una versión reducida y única para GTA IV, no esperéis conectaros a HardGame2 desde GTA IV).

Así, por Internet podremos consultar nuestro correo electrónico, ojear la prensa (y ver si nuestras acciones son dignas de aparecer en los diarios online) o citarnos con una chica, entre otras muchas cosas. Además está la tele, que tiene programas decentes que ver, pero que al estar en inglés y sin subtitular pierden parte de su atractivo (para los que no tengan un nivel avanzado de inglés).

Como decía, el móvil cobra una gran importancia, y es que es un elemento fundamental para aceptar nuevas misiones, conocer a nuevos jefes y así abrir nuevos arcos argumentales. Así, deberemos de estar todo el día pendientes del mismo, ya que también podemos recibir llamadas de nuestros amigos para salir de juerga... o incluso llamadas de nuestra chica para tener una cita más íntima con ella.

También recibiremos mensajes SMS con algo de información sobre puntos de encuentro para organizar una nueva misión. Además, al fallar una de ellas (sin que nos arresten o nos maten) recibiremos un mensaje que sirve para que podamos reiniciar la misión sin que tengamos que volver hasta el punto de partida. Así, se eliminan bastantes “tiempos muertos” que había en anteriores entregas, lo cual dinamiza mucho la partida. Como también dinamiza el hecho de que podamos contestar a las llamadas, o llamar, mientras conducimos, pues en San Andreas o Vice City teníamos que estar quietos mientras contestábamos al teléfono.

Además, a lo largo de toda la ciudad hay números a los que podemos llamar con diferentes finalidades... como cuando llamemos al 911 para pedir que un coche de bomberos venga hasta el lugar donde nosotros estemos, para poder así robarles el vehículo y mojar a todo los peatones que vayan por la calle.


Jugabilidad

La situación de nuestro primo es tan delicada, que tendremos que ajustar cuentas con sus acreedores
Vamos al fin al meollo de la cuestión: las misiones. Por una parte puede que haya usuarios que se sientan defraudados al ver que el tipo de misiones son del estilo de las vistas en anteriores entregas, pero es que realmente no se puede esperar otra cosa de un matón, asesino, extorsionador, etc. Aún así, desde Rockstar han sabido ofrecer un catálogo de misiones sumamente variado y divertido que nos mantendrá pegados a la consola durante mucho tiempo. Y eso sin contar con la atracción que causa el argumento en el desarrollo, pues las motivaciones para llegar hasta el final serán mucho mayores que las vistas hasta este momento en la saga.

Así, habrá fases muy emocionantes donde Niko tendrá que hacer de francotirador u otras que dan pie a situaciones muy tensas y bien llevadas a cabo, como la que se produce en un entierro (y no digo más). En fin, que las misiones ofrecen un ritmo de partida muy bueno (aunque la mayor parte ya se habían visto en anteriores entregas).

Sobre la duración del juego decir que he completado la trama principal en poco menos de 30 horas, aunque también es cierto que durante esas horas casi no me he salido del guión, pues siempre intentaba realizar las misiones encargadas por los personajes que tenían cierto peso en el argumento. De todas formas, con extras y demás puede que le juego me dure más del doble, pues Liberty City ofrece un montón de posibilidades, aunque también es cierto que se echa de menos alguna que otra misión secundaria de anteriores entregas que tanto nos divertían.

Dentro de la mecánica de juego, tenemos que destacar las grandes novedades que incorpora el sistema de lucha cuerpo a cuerpo, pues se ha vuelto mucho más complejo. Si antes bastaba con darle a un botón repetidamente para pegar al enemigo, ahora hay dos tipos de puñetazos, además de otro para patada, consiguiendo que los combates sean mucho más divertidos, pues no se basan en ver quién golpea primero.

Las peleas con armas de fuego también han sufrido importantes variaciones, pues ahora hay un sistema de apuntado automático con posibilidad de convertirlo en manual, ya que si soltamos un poco el gatillo pasamos al apuntado libre, pudiendo fijar nuestro objetivo hacia donde queramos. A su vez, también podemos mover levemente nuestro punto de mira (si estamos con el apuntado automático) para dar a los enemigos en la cabeza o en las piernas (esto último para asustarles sin que lleguemos a cargárnoslos).



Habrá momentos donde Niko se enfrentará a toda una legión de policías, y es que es un hombre duro de pelar
Como podéis ver, el sistema de combate ha evolucionado bastante, pero la IA no se ha quedado corta, pues muestra unos comportamientos bastante agresivos, aunque con cierto sentido. Así, se ha incorporado un sistema de coberturas en el juego que permite que nos cubramos detrás de cualquier objeto del escenario para parapetarnos sin que los disparos de los enemigos nos alcancen. Así, podemos elegir cuando salir a descubierto para matarles o incluso disparar ráfagas ciegas (ellos no podrán darnos si hacemos eso, pero también será complicado darles).

El sistema de cobertura se basa en lo mismo que ya vimos en otros muchos títulos como Uncharted, y funciona realmente bien, aunque a veces falla un poco si el objeto en el que pretendemos cubriros es algo pequeño. Aún así, son leves fallos que no terminan por estropear la diversión.

En fin, está claro que la policía tiene algo que decir en todos estos tiroteos, y es que harán acto de presencia en cuanto un solo policía nos vea cometer un delito. Cuando esto ocurra se activará la búsqueda por una estrella (a no ser que hagamos una gran salvajada) e irá aumentando cuantos más delitos (y más graves) vayamos cometiendo, hasta las 6 estrellas donde intervendrá hasta el ejército en nuestra búsqueda y captura.

Para poder librarnos de la policía habrá que estar atentos al minimapa de la parte inferior izquierda, pues si permanecemos en la zona donde fuimos vistos por última vez no conseguiremos librarnos de ellos. Así, una vez que salgamos de dicha zona y estemos unos segundos sin que la policía nos persiga, será suficiente para que nos dejen de perseguir, aunque siempre nos quedará el taller de repintado, que sirve para lo mismo. Eso sí, si la policía nos ve meternos en uno de estos, no podremos camuflar el coche... aunque bastará con dejarlos a unos pocos metros para que sí podamos hacerlo.

Las motos son uno de los vehículos más peligrosos, y es que cualquier leve caída causa bastante daño
El número de misiones secundarias es muy amplio y variado, aunque también habrá otra serie de retos muy divertidos, como son los minijuegos de billar, dardos, bolos o máquinas recreativas. Aquí, podremos llevar a nuestros amigos (o novias) a algunos de estos sitios para disfrutar mientras asentamos nuestras relaciones sociales que, repito, no son tan aburridas como ocurría en GTA: San Andreas.

El sistema de control funciona realmente bien y se parece a lo visto en anteriores entregas, con la salvedad de acelerar y frenar con R2 y L2. Además, se han incorporado el uso del sensor de movimiento para algunas acciones, como puede ser el manejo de los helicópteros, la recarga de las armas o los tiros de los dardos. Están bastante bien implementados, aunque se pueden desactivar por si se prefiere manejar con los controles de toda la vida.

Por último hablaré de la conducción, que sigue funcionando realmente bien, aunque se aprecia un cierto aumento de peso de los vehículos, con lo que será más fácil controlarlos. Eso sí, el motor de física nos brinda una conducción bastante entretenida y más o menos realista, notándose una gran diferencia entre el control y el peso de diferentes vehículos.


El catálogo de vehículos es similar al visto en otras entregas, así que nos encontraremos con Comet, Blista, Virgo o los coches policiales, desde los que podremos acceder a la base de datos de la policía para ver si somos o no el delincuente más buscado y rebuscar entre las fichas de los demás.

Aquí vemos el "Times Square" de Liberty City, que guarda un gran parecido con New York
Por cierto, destacar que el apuntado desde los vehículos pasa a ser manual, con lo que será mucho más sencillo acabar con los objetivos móviles mientras conducimos, y todo ello sin que perdamos de vista la carretera, pues podremos seguir circulando perfectamente.


Gráficos

Está claro que GTA IV es todo un portento gráfico...pero no tendremos esa impresión si miramos cada uno de los diferentes apartados por separado, pues no es capaz de batir a los grandes pesos pesados de PS3 en ciertos aspectos. Eso sí, hay que tener en cuenta el bestial tamaño de la ciudad y el elevado grado de detalle que sigue manteniendo al representar cada ínfimo aspecto. Ése es el verdadero éxito de GTA IV.

El modelado de los personajes está bastante trabajado, mostrando una gran expresividad facial y unas reacciones al motor de física sumamente realistas. Y es que ver como Niko sale despedido después de un choque de vehículos frontal y ver como va rebotando contra el asfalto es toda una gozada. Además, también serán sumamente realistas las caídas por las escaleras, y es que nos dará pena al ver cómo se cae de lo conseguido que está.

Las animaciones de los personajes también están bastante conseguidas. Para ello no habrá más que fijarse en los movimientos de Niko cuando esté borracho. Le veremos ir de lado a lado, tropezando con todo y cayéndose al suelo; quizás parezca una borrachera exagerada, pero está bien que lo potencien así para que la gente se dé cuenta de que no se puede beber alcohol si luego se va a conducir.


Aquí tenemos otro elemento característico que se ha copiado de New York
El diseño arquitectónico de la ciudad es verdaderamente variado y rico en detalles. Puede que las texturas, si las miramos de cerca, no muestren su mejor cara, pero es que hay que tener en cuenta los miles y miles de diferentes edificios que hay en GTA IV, aunque, a veces, algunos estén repetidos (incluso los interiores). Eso sí, no habrá ni la mitad de tiempos de carga de los que estamos acostumbrados a sufrir en la saga, pues las visitas a los pisos francos, los cambios de isla o la entrada en los diferentes edificios corre a cargo del juego sin que haya ningún tipo de carga de disco. Además, podemos instalar una buena parte de los contenidos, con lo que los tiempos de carga se reducen aún más.

Llegamos al momento de la comparación con la versión de Xbox 360, siendo en PS3 ligeramente superiores los resultados, y es que los dientes de sierra no son tan notorios en la consola de Sony, que también presenta unos tiempos de carga algo más pequeños. Eso sí, son pequeñas diferencias que no van a ninguna parte, así que no decidáis qué versión comprar por esto, sino por cuántos amigos tenéis en el Xbox Live y cuantos en el PlayStation Network, pues el online será un componente muy importante de GTA IV.

Como únicos defectos que le veo a GTA IV está el hecho de que haya algo de popping, algunos que otros pequeños fallos con el motor de física (que nos puede fastidiar en alguna que otra misión) o el uso del efecto blur, que no queda del todo mal, pues lo utilizan para que no se noten otros defectos cuando circulemos por la carretera a grandes velocidades. Eso sí, todo esto no es nada si lo comparamos con los errores que se podían ver en PS2 (a veces hasta conducíamos en el aire porque no se cargaba el asfalto en San Andreas). Además, son leves fallos que no entorpecen la jugabilidad lo suficiente como para molestar de verdad. 

Música/Sonido

Los taxis nos servirán para ir de un punto a otro sin que tengamos que soportar todo el viaje
Los efectos de sonido que se producen en la ciudad están del todo conseguidos, que van desde los alaridos de los peatones cuando nos vean matando a diestro y siniestro, hasta la contundencia con la que suenan cada una de las armas.

Además de esto, hay que aplaudir el genial doblaje americano que incorpora el juego, pues todas las voces cuentan con una calidad incuestionable. Ya podían aprender muchos del resultado que aquí se obtiene, pues todas y cada una de las frases casan a la perfección con la situación y el ánimo de cada uno de los personajes.

Sin embargo, lo mejor de todo será la banda sonora (19 emisoras de radio), entre las que podremos escuchar todo tipo de géneros musicales, y donde destacan artistas de la calidad de Genesis, Smashing Pumpkins, Queen, ZZ Top, Bob Marley, Iggy Pop, Nas, etc.


Edición Española

El juego viene con manual, mapa y textos de pantalla en castellano. Las voces se mantienen en inglés, aunque la calidad de la versión original es tan grande, que dudo que haya mucha gente que se tome esto como un grave problema.

Además, la edición especial del juego es muy atractiva e incluye una caja de seguridad con dos llaves, un llavero, una bolsa de deporte bastante grande, un libro de arte conceptual sobre GTA IV (con los textos en inglés, aunque en la web oficial están traducidos al castellano), un CD con varios temas de la BSO del juego y el juego. Toda una versión de lujo.


Multijugador

Vlad será uno de los primeros que nos realice encargos, pues nuestro primo le debe dinero
Las opciones online de GTA IV me han reportado unas sensaciones realmente buenas, y es que no esperaba que fuese a ser tan bueno en este apartado. Tendremos hasta 14 modalidades online para hasta 16 jugadores, y entre ellas me gustaría destacar el modo libre, donde tendremos todo Liberty City para hacer lo que realmente nos dé la gana, siendo los policías y los otros 15 jugadores los únicos incordios.

También funciona muy bien el de policías y ladrones, donde habrá dos grupos. Los ladrones tienen que salvaguardar al jefe para llevarlo hasta el destino fijado...y los policías tienen que detenerlo. Ah, y otros donde habrá encargos de la mafia en forma de misiones o robo de coches, ganando el que primero lo consiga.

Así, la lista continua por carreras, carreras con posibilidad de disparar a los rivales, Deathmatch, Team Deathmatch, misiones donde habrá que cargarse a un montón de rivales controlados por la IA, y el que más enemigos mate y más mercancías recoja gana, etc.

En fin, que habrá modos, opciones, rankings y demás opciones como para mantenernos entretenidos otra buena temporada, todo ello sin que suframos de ralentizaciones o un lag verdaderamente molesto.


Conclusión

Puede que GTA IV no sea un juego perfecto y puede que con las notas con decimales se hubiese llevado un 9.5, pero es que ponerle un 9 a un juego tan sumamente atractivo como éste me parecía un crimen. Deja en pañales al resto de entregas en todos los aspectos y presenta un número de novedades tan importante que lo convierten en must have para cualquier usuario de PS3. Además, el desarrollo de la trama argumental, la riqueza de personajes y la profundidad de las líneas de diálogo era terreno inexplorado hasta el momento en la saga, pero se nota que han dedicado grandes esfuerzos a ello, pues han logrado resultados muy buenos. Solo espero que en la siguiente entrega todo sea aún mejor, y todavía más potenciado.


Lo mejor: El diseño de la ciudad, que parece estar viva gracias a sus habitantes, que viven ajenos a nuestras aventuras. La trama argumental (con los ricos diálogos) y la riqueza de personajes. El modelo de conducción sigue funcionando muy bien. Las novedades del apuntado y cobertura son una gran noticia, pues mejoran mucho el desarrollo de las misiones. Las opciones online son verdaderamente buenas, lo cual me ha sorprendido por completo. Buena variedad de misiones...

Lo peor: aunque no dejan de ser similares a las que ya vimos en anteriores entregas. Pequeños defectos gráficos y de cobertura. No es recomendable para personas sensibles a la violencia.


Historia: 9
Gráficos: 9
Música/Sonido: 10
Jugabilidad: 10
Edición Española: 8
Multijugador: 9


Alternativas:






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu página web:
Tu mensaje:

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=