www.thetermis_clan.es.tl
  HAZE
 


Publicado     25/5/08 - 23:00
Tipo de artículo: Análisis
Sistema: PS3 
 

 

Al principio causó una gran expectación (se intuía un gran juego), luego fue causa de rencillas entre los usuarios de PS3 y Xbox 360 (cuando se conoció la noticia de la exclusividad en PS3) y al final ha terminado por ser un descalabro. La historia de Haze no quedará en el recuerdo de la gente, pero aquellos que se hayan atrevido a jugarlo son los únicos que conocen la verdad.


La historia de un afamado estudio

Al estar bien cargados de Néctar, podremos ver a los rebeldes bajo un brillo inconfundible
Hace más de 10 años, cuando la PlayStation y la Nintendo 64 luchaban por el trono de consola más vendida, llegó a los circuitos de la 64 de Nintendo un juego llamado Goldeneye 64. Una maravilla de Rare que quedó en las retinas de todo el mundo gracias a sus potentes gráficos y a su enorme jugabilidad. Después de tal éxito, se pusieron manos a la obra y realizaron Perfect Dark, que resultó ser otro gran éxito de crítica y ventas.

Llegado este punto, un buen grupo se decide marchar de Rare y probar suerte por su cuenta, creando Free Radical Design. Los inicios parecía que iban a ser duros, pero en su primer intento en PlayStation 2 les llegó el éxito con TimeSplitters, del que llegaron más adelante otras dos entregas más. Esta saga ofrecía una jugabilidad a prueba de bombas y se erigió como el mejor shooter de PS2 (en Xbox la competencia era mayor, pues había pesos pesados como Half-Life 2 o Las Crónicas de Riddick). Ah, y no olvidemos a Second Sight, una gran aventura en el que el protagonista tenía poderes psíquicos.

Así pues, Free Radical Design se había labrado un brillante historial y todo el mundo esperaba que anunciasen su siguiente proyecto. Tal fue la expectación levantada por Haze que Sony se fijó en este título como uno de los baluartes que ayudarían a empequeñecer a Gears of War o Halo, y por eso consiguieron la exclusividad de Haze en PS3.


Un argumento bastante especial

Dejando de lado un poco la historia de Free Radical Design, me gustaría empezar a hablar de Haze y de una de sus mayores virtudes, la trama argumental. Así, manejaremos a Shane Carpenter, un sargento del ejército Mantel que es enviado a la región de Boa (en América del Sur) para luchar contra Gabriel Merino y sus secuaces (llamados rebeldes), que tienen tiranizados a la población de la zona. Tal es la crueldad de este tal Merino que dicen que se hace un abrigo de piel con sus víctimas, y es catalogado como un asesino brutal y sádico, acusado incluso de comerse a sus víctimas.

Si el casco de algún soldado Mantel se convierte en rojo, es que está sufriendo una sobredosis de Néctar
Este es el panorama que los jefes de Shane le han descrito antes de ser enviado par allí, y es que desde la organización Mantel se mantiene un estricto control de lo que sus soldados piensan...mediante un “suplemento nutricional” llamado Néctar. En el fondo, el Néctar es una droga que mantiene controladas las emociones del ser humano, para que no sienta ningún tipo de remordimiento, ayudando también a apreciar la realidad de una manera mucho más intensa.

Al poco de empezar veremos como los malos no son tan malos, ni los buenos tan buenos, pues el tal Gabriel Merino no parece que lleve ningún abrigo de piel, sino que lo único que parece querer es defender su tierra del duro ataque lanzado por Mantel. Así, tras unas pocas fases como miembro de Mantel, nos tocará preguntarnos si estamos en el bando correcto o no, y nos pasaremos a luchar brazo con brazo con Gabriel y contra Mantel (siento si algunos consideran esto un spoiler, pero es que más adelante voy a tener que hablar de ello igualmente).

Eso sí, en el juego veremos algunas cuantas escenas que nos harán reflexionar sobre el poder de la propaganda para la motivación de un ejército y también sobre la deshumanización del ejército, algo que se aprecia al ver imágenes como las que algunos miembros del ejército americano protagonizaron en Irak con ciertos presos.

Pero no todo es tan bonito como reluce, pues el desarrollo de la trama al final se queda en mucho menos de lo esperado, ya que cuanto más avancemos, menos interesante se hace la historia, y el final resulta demasiado previsible y simple. Además, se echan de menos más momentos culminantes y emocionantes para crear un desarrollo más llamativo, pues yo creo que la trama daba para mucho más.


Jugabilidad

Las lanzaderas son una auténtica pesadilla para los rebeldes, pero aún así, pueden terminar con ellas
Como decía, empezaremos la aventura siendo un soldado de Mantel, pero llegará un momento donde cambiaremos de bando, con lo que tendremos habilidades muy diferentes. Eso sí, una vez que hayamos cambiado para estar con los rebeldes, ya os podéis ir olvidando de utilizar el Néctar para fortalecer nuestro rendimiento.

Como soldado de Mantel, nos podremos administrar una serie de dosis de Néctar con lo que se agudizará nuestra percepción, haciendo que salga una luz radiante de cada enemigo que los hace muy fácilmente localizables. Esto funciona muy bien en los niveles que se desarrollan en la jungla y resulta toda una ventaja. Además, nos beneficiaremos de una mayor resistencia a las balas enemigas y contaremos con unos poderosos ataques con la culata de nuestra arma (mucho más poderosos que si no estamos con un “chute” reciente de Néctar). Ah, y por si no fuera poco, nos servirá para apuntar mejor cuando apuntemos con nuestro rifle de francotirador y nos avisará, como si del sentido arácnido de Spider-Man se tratase, de los peligros en forma de granadas, bombas o minas que nos acechan.

Aún así, habrá que tener cuidado con las dosis que nos administramos, pues si nos pasamos sufriremos una sobredosis que nos afecta a nuestra percepción y movimientos. Incluso puede afectar a nuestra conciencia, ya que si alcanzamos unos niveles de exposición elevados de Néctar, no distinguiremos a nuestros aliados de nuestros enemigos y nos liaremos a tiros con quien sea.

La inclusión del Néctar aporta algo novedoso al desarrollo…pero es muy extraño que nos quiten dichas habilidades justo cuando empezábamos a hacernos a la idea. Así, de un plumazo nos tenemos que olvidar del Néctar para tener que luchar de otra forma distinta…sin poder volver a probar las mieles del Néctar. Lo único que se salva de esta decisión, es que argumentalmente hablando, tiene sentido.

La habilidad de robar armas de los rebeldes está muy bien, aunque podremos sufrir mucho daño mientras tanto
Una vez que cambiemos de bando, nos dejaremos de beneficiar de dichas habilidades, pero a cambio podremos utilizar otras. Así, nos podremos hacer el muerto tras haber recibido importantes daños para pasar desapercibidos entre los enemigos y reincorporarnos en el momento justo para acabar con ellos en un visto y no visto. Para ello deberemos de pulsar el botón X en el momento justo, porque si tardamos en levantarnos, los enemigos reaccionarán y nos “regalarán” una buena ración de plomo.

Está claro que los recursos de los rebeldes son mucho más limitados, pero aún así, se sirven del Néctar para crear granadas con Néctar o cuchillos rociados con la misma sustancia. Así, podremos hacer que los soldados de Mantel sufran muchas más sobredosis de las esperadas. Para finalizar, podremos realizar acciones tan dispares como robar armas, esconder granadas en el suelo o revivir a nuestros compañeros. Acciones que los soldados de Mantel no tendrán.

El armamento disponible no está nada mal, aunque tampoco destaca en exceso. Así, habrá lanzallamas, rifles de asalto, lanzacohetes, cuchillos, granadas, rifles de francotirador, etc. Eso sí, solo podremos llevar dos armas al mismo tiempo (más granadas), así que habrá que hacer la elección correcta en cada momento, pues en ciertos puntos del desarrollo viene muy bien tener un rifle de francotirador…o un lanzacohetes.

A lo largo de toda la aventura podremos manejar una serie de vehículos (vehículos con torretas como el mule o el boxart o motos como el mule). Su manejo es algo pobre, ya que el control es brusco y el motor de física no ayuda a recrear un modelo de conducción fiable. Lo mejor será ir sin correr demasiado.

Mientras juguemos (da igual en qué bando) solemos ir acompañados de otros soldados aliados, aunque no se hacen mucho de notar, pues la IA aliada es bastante pobre. Así, cuando nos toque una fase en vehículo nos tendremos que poner al volante, ya que si decidimos ponernos a manejar la ametralladora fija que incluyen los vehículos, veremos cómo nuestros aliados se quedan quietos sin ocupar el resto de plazas. Eso sí, si nos ponemos de conductores, correrán a ocupar todas las plazas libres que haya. Vaya una lástima. Ah, y eso sin contar con que no nos sirven de mucho en el fuego de cobertura, pues parece que su mayor especialidad es ponerse entre nuestro rifle y el enemigo (y aquí los aliados mueren si los disparamos).

El control de los vehículos es algo brusco e impreciso
La IA de los enemigos también decepciona, y mucho. Y es que habrá muchos momentos en los que nos encontraremos de bruces con enemigos cuya puntería es bastante reducida… y otros momentos donde se quedarán pasmados delante nuestro sin atacarnos. Además, se cubren mal y no planean buenas estrategias. En fin, es de las peores inteligencias artificiales que se han visto en los últimos shooters a los que he jugado, y una de las principales razones por las que Haze no consigue ofrecer una experiencia más placentera.

Otro tema escabroso es el de la duración del modo campaña, y es que tras unas 6 ó 7 horas jugadas ya lo habremos terminado. Puede que sea algo superior a lo ofrecido por algún que otro título, pero aún así, nos deja con ganas de más y no consigue ofrecer los suficientes “puntos culminantes” como para saciar nuestra sed de acción. Además, se echan de menos enfrentamientos finales (pues aunque los haya, no lo parecen).

Y ya por último, cierro el capítulo de las desgracias de Haze con el desarrollo tan lineal que se nos ofrece en el modo campaña. Así, serán muy pocas las veces donde el juego nos dé a elegir un camino diferente, habiendo situaciones tan sangrantes como algunas secciones del portaaviones (donde todas las puertas permanecen cerradas salvo una) o la ciénaga. Es una pena que nos se nos permita explorar un poco más…aunque solo sea para resolver las situaciones de una manera un poco diferente.


Gráficos

La fase de la ciénaga marca el inicio de nuestra relación con los rebeldes
Este es uno de los aspectos más controvertidos de Haze, y bajo mi modesta opinión no la veo. He llegado a leer que el efecto de fuego del arma Dragón de la gente (es un lanzallamas) es tan malo que está a la altura de lo más mediocre de PS2, e incluso a la altura de lo visto en PSOne (incluso he visto menciones a un PC 386). Espero que esto no sean más que dramatizaciones, pues no es para tanto. En fin, lo peor de Haze es que ofrece detalles muy buenos acompañados de detalles muy feos.

Dentro del lado positivo de la balanza tengo que destacar el currado diseño artístico de los soldados Mantel, cuyas animaciones son bastante correctas, aunque con el paso del tiempo nos aburriremos de ver siempre el mismo modelado de los soldados, pues apenas varía y no hay más que tres o cuatro diferentes trajes, muy similares entre sí. No se puede decir lo mismo de los rebeldes, pues no hay una gran variedad en sus diseños, y se repetirán hasta en la saciedad. No habría estado de más que se hubieran incluido más modelados de rebeldes para que no se repitan tanto.

En lo referente a los escenarios tengo que decir que hay algunos muy bien diseñados como el pueblo rebelde o algunas secciones de la jungla, aunque en líneas generales pecan de ser bastante simples, y vacíos. Pero lo peor de todo es que no ofrecen un diseño muy válido para un juego de acción, ya que la mayor parte del tiempo parece que estaremos ante un corre pasillos en los que tenemos que ir por el único camino abierto para nosotros.

Las texturas que forman parte de los escenarios también ofrecen mucha variedad, pues las hay notables y otras muy deficientes. Así, habrá momentos donde el agua esté muy bien representada, y otros donde más bien parece cemento en vez de agua. Pero será en los efectos de luz donde más nos extraña el resultado final, pues se aprecian efectos decentes tratados con muy poco esmero, y es que las explosiones son muy pequeñas y los efectos de deflagración brillan por su ausencia. Además, no será extraño ver como desaparecen objetos ante nuestros ojos al ser rotos (como puertas o barreras). Es una pena que en esta generación de consolas se permitan hacer cosas así, pues la memoria RAM de la PS3 podría aguantar con esas pequeñas variaciones del escenario.

Las explosiones no están del todo bien recreadas, siendo algo pobres
Por último, existe la polémica de la resolución, pues según un miembro de Free Radical, Haze no admite más allá de 576p (lo cual no es alta resolución). Yo lo he probado con cable de componentes, HDMI y por RGB...y mi recomendación es que lo pongáis por HDMI porque se ve mucho mejor, aunque tiene un toque difuminado que puede ser el que utilicen para que se vea mejor a mayores resoluciones.

Por último decir que casi no he notado ralentizaciones (muy leves en momentos con grandes explosiones) y que los tiempos de carga no son muy habituales y tampoco especialmente largos (aunque lógico, viendo la instalación que nos mete en nuestra PS3).

Así, el aspecto gráfico de Haze decepciona bastante si pensamos en todo lo que prometía, pero tampoco es tan flojo como para compararlo con consolas de más de 10 años u ordenadores de más de 15.


Música/Sonido

La banda sonora cumple a la perfección, y los efectos sonoros son más que decentes, con diferentes sonidos para cada una de las armas.

Lo más llamativo de Haze (y donde se nota que es una superproducción) es en el doblaje, pues las voces escogidas os sonarán de la televisión, y es que el protagonista tiene la misma voz que el protagonista de Kyle XY (en su versión española). Además, se han añadido otras cuantas voces calidad, pero lo peor vendrá cuando tengamos que soportar una y otra vez los mismos chascadillos de los soldados que nos acompañan, siendo los rebeldes muy pesaditos con sus “Hoy caerá Mantel” y demás.


Edición Española

Si usamos el sigilo, podremos cortar el cable que ofrece Néctar a los soldados Mantel y así causarles al muerte
El juego viene con textos de pantalla, manual y voces en castellano, siendo éstas últimas de una calidad más que notable. El manual, de 28 páginas, incluye bastante información sobre personajes, vehículos, controles y demás, siendo muy completo.


Multijugador

Haze ofrece la posibilidad de jugar la aventura en cooperativo junto a otro amigo a pantalla partida o junto a otros tres amigos vía online. Así, el modo campaña mejora una barbaridad, pues las fases donde nos tocará ir en vehículos mejoran un montón, y no sufriremos con la IA aliada.

Por otra parte, también habrá tres modos online que podremos disfrutar junto a otras 15 personas. Así, estos mapas estarán disponibles para jugar en Deathmatch, Team Deathmatch o Asalto en Equipo, que viene a ser una especie de Team Deathmatch donde cada equipo tiene una serie objetivos a cumplir, y necesitan derrotar al rival para poder conseguirlos.

El modo online funciona sin que se produzcan ralentizaciones ni otras molestias, y además incluye una serie de méritos que nos concederán al conseguir ciertas hazañas, como matar a un número determinado de enemigos con un rifle de francotirador en la misma partida o causar una sobredosis a los soldados de Mantel.


Conclusión

Haze aprueba como título de acción, aunque no logra destacar por culpa de una serie de errores sangrantes que lo hacen ser mucho peor juego del que podría haber llegado a ser. Si se logran perdonar todos los errores que he mencionado a lo largo del análisis, disfrutaréis de un juego aceptable…y un mejor cooperativo.


Lo mejor: La trama argumental ofrece un punto de vista muy interesante. El cooperativo para cuatro personas. Buen modo online. Buen elenco de voces.

Lo peor: IA muy floja. Apartado gráfico con muchos altibajos, pero con errores francamente lamentables. Desarrollo muy lineal. La campaña se hace muy corta y nos deja con ganas de más. Le faltan momentos más culminantes y emocionantes para atraer más al usuario. El Néctar está muy desaprovechado.


Historia: 6
Gráficos: 5
Música/Sonido: 7
Jugabilidad: 4
Multijugador: 7
Edición Española: 8
  

 ALTERNATIVAS:






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu página web:
Tu mensaje:

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=