www.thetermis_clan.es.tl
  Mirrors Edge
 


 
Género: Acción
Fecha de salida: 13-11-2008
Plataforma: PS3
Desarrolla: EA DICE Stockholm
Productora: Electronic Arts
Distribuye: Electronic Arts
Manual: Castellano
Idioma: Castellano
Voces: Castellano
Soporte: Blu-Ray
Multijugador: No
Recomendado: 16+
Precio: 69,95€
Web oficial: Disponible
 
Mirrors Edge

 publicado el 11-11-2008
Tipo de artículo: Análisis
Sistema: PS3 
 
Imprimir
 

Alabado por la gran mayoría de la prensa presente durante el pasado E3 y galardonado como uno de los mejores juegos de la feria (sino el mejor), Mirror’s Edge por fin llega a nuestras consolas con una propuesta original y atractiva bajo el brazo, de las que no se ven muy a menudo.


Corre y no mires atrás

Mirror’s Edge se ambienta en un futuro muy cercano, donde veremos cómo una ciudad va trasformándose poco a poco. Así, en un intento por reducir los actos criminales, el gobierno decidió aumentar la presión policial y fue reduciendo poco a poco las libertades de las personas. Como la gente se sentía segura, no hubo muchos problemas en realizar muchos cambios, y mientras tanto la brutalidad policial se hacía cada vez más presente y la libertad de expresión fue desapareciendo.

Como todos sabéis, ante nuevas situaciones, surgen nuevas soluciones, lo cual hizo que las personas que querían transmitir ciertas informaciones a otros tuvieran que recurrir a un nuevo tipo de mensajeros, los runners. Estos mensajeros se dedican a ir por los tejados, escaleras de incendios y demás caminos alternativos para entregar el paquete en el menor tiempo posible sin ser detectados por la policía y sin que nadie más supiese qué información transmiten. Algo perfecto para los tiempos duros que corren.

Una de estos runners será Faith, la protagonista del juego, que se verá involucrada, junto a su hermana policía, en un crimen que ella no ha cometido (ni tampoco su hermana). A partir de ahí, la trama irá transcurriendo con algunos giros argumentales que harán el desarrollo más ameno. Por otra parte, también me gustaría destacar el hecho de que buena parte de la trama se desvele en escenas creadas como si fuese un anime y que, a pesar de romper con el estilo gráfico de Mirror’s Edge, nos ofrece una perspectiva muy original y atractiva.


Jugabilidad

Faith es atlética, equilibrista, bien dotada para el combate y muy ágil, lo cual le servirá para correr por todo tipo de escenarios urbanos, aprovechando todos los elementos que haya en estos para conseguir alcanzar su meta en el menor tiempo posible. Para ello, DICE ha incorporado un sistema de control muy cómodo y efectista que responde a la perfección desde el primer instante.

Para que no paremos ni un segundo, el juego opta por ofrecer un novedoso elemento, llamado la vista del runner, y que marcará en un color rojo vivo ciertos objetos, que destacarán mucho en los escenarios, para que sepamos cuál es el siguiente objeto con el que

interactuar para poder resolver la situación en la que nos vemos envuelta. En un principio, resulta fundamental recurrir a esta vista, pues tendremos que aprender todos los trucos que Faith guarda bajo la manga, pero una vez que nos hayamos acostumbrados, podremos desactivar dicha visión…y es que algunos jugadores preferirán descubrir por su cuenta cómo avanzar y no “hacer trampas” utilizando la vista del runner.

Sea como sea, si Mirror’s Edge consigue triunfar es gracias al genial diseño de los diferentes niveles, pues han sido trabajados hasta el más ínfimo detalle, y presentan unos saltos de precisión casi matemática, pues si queremos superar los diferentes obstáculos que nos presenta, habrá que ser muy precisos y concienzudos. Toda tubería, saliente, tablas de madera, cajas o pared parece puesta en el escenario con el propósito de servir a Faith para que pueda “correr” como ella bien sabe. Por cierto, las fases no tendrán una sola manera de superarse, pues en bastantes ocasiones podremos optar por ir por un sitio u otro realizando diferentes acrobacias, lo cual aporta más flexibilidad y comodidad para los jugadores.

Lo único malo, y que deriva de este diseño de niveles, es que todo está tan medido al milímetro, que nos equivocaremos a menudo, y esto causará grandes caídas desde grandes distancias, y la consiguiente muerte de Faith. Así, en determinadas partes del desarrollo veremos cómo habrá que recurrir al ensayo y error para superar ciertos obstáculos. Eso sí, al menos han conseguido que los tiempos de carga tras una muerte sean cortos, y que los diferentes checkpoints estén muy bien colocados para que la desesperación no aflore mientras jugamos a Mirror’s Edge.

Los policías serán los otros grandes protagonistas de esta aventura, pues durante el 80% de juego (aproximadamente) los tendremos pisándonos los talones. Si nos ven, no dudarán en dispararnos, y más nos valdrá salir por patas cada vez que escuchemos un disparo. No solo nos seguirán a pie, sino que a veces recurren a diferentes helicópteros que nos obligan a realizar las secciones que transcurren en tejados a gran velocidad. Este es otro de los elementos que mejor sientan a Mirror’s Edge, pues nos obligan a jugar con tensión, descargando adrenalina y con concentración para superar los obstáculos a la primera sin que casi haya tiempo para pensar si dicho salto es posible o no.

A veces, Faith “chocará” con las fuerzas del orden, lo cual le llevará a plantearse si es más conveniente echar a correr o enfrentarse directamente contra éstos. Normalmente, lo mejor es echar a correr, pero si damos con un policía en un pasillo estrecho, más nos valdrá sacar a relucir nuestras habilidades para desarmarlo y continuar la marcha sin tomarnos un respiro. Para poder desarmarlos, habrá que pulsar el botón de triángulo en el momento justo. Así, podremos ayudarnos de un indicador visual, y es que si nos acercamos lo suficiente al enemigo y esperamos a que el arma se ponga de color rojo, será suficiente para ver un bonito movimiento de desarme protagonizado por Faith. También nos servirá de ayuda el botón cuadrado, que ralentiza todo lo que ocurre en pantalla para que podamos desarmarlo con mayor facilidad.

Se dice que en la variedad está el gusto, y en Mirror’s Edge cumplen dicho refrán, pues veremos patadas voladoras, patadas en carrera, puñetazos y demás movimientos que dejarán a los enemigos totalmente vendidos. Por cierto, Faith sabe pegar con los puños, pero no os recomendamos enzarzaros en combates cuerpo a cuerpo, pues ese no es el alma de este juego.

Faith también podrá utilizar las armas para acabar con otros enemigos, aunque Mirror’s Edge no le da una especial importancia al “elemento shooter”. Digo esto porque mientras llevemos un arma con nosotros, Faith dejará de ser tan ágil, pues no podrá correr tanto, ni podrá utilizar ambas manos para realizar los movimientos acrobáticos que sí podrá hacer si no la llevase.

La aventura en sí no es muy larga, y puede que a alguno se le haga un tanto corta, aunque fácil no es. Eso sí, se han incorporado algunos elementos de exploración para ampliarla, pues hay una serie de maletines escondidos por cada una de las fases, teniendo que recogerlos para decir que hemos completado el juego al 100%. Y todo eso sin tener en cuenta la experiencia que es jugar a Mirror’s Edge sin la visión del runner, ya que merecerá la pena volver a jugarlo sin este indicador visual.

Por último, y para completar al modo historia, se ha incluido un modo contrarreloj que ofrece mucho más de lo que cabría esperar. Así, podremos participar en los capítulos del modo historia teniendo que batir el tiempo establecido, aunque para hacerlo aún más interesante, se han incluido diferentes tramos basados en los escenarios para que haya más desafíos.

El juego viene con una serie de tiempos a batir para conseguir 1, 2 ó 3 estrellas, y es que para poder conseguir batir el récord de las tres estrellas habrá que sudar tinta. Por cierto, podremos estudiar los movimientos de nuestros rivales gracias a los recorridos fantasmas, lo cual nos viene a ofrecer diferentes opciones de superar los tramos.

Así pues, este modo contrarreloj es uno de los mejores que he visto, pues nos mantiene entretenidos una vez que ya nos hemos acabado la aventura, y alarga la vida del producto una barbaridad.

Lo más llamativo de todo es el uso que se da a los botones L1 y L2. Así, el botón L1 sirve para auparnos, y el L2 para descender. Luego, dependiendo de las combinaciones que le demos podremos caminar por las paredes, saltar, hacer una voltereta, agacharnos, agarrarnos a un saliente, soltarnos del mismo, hacer saltos rápidos, etc.

Está muy bien diseñado y responde a la perfección, además de permitirnos hacer un montón de virguerías desde los primeros minutos.

Para dotarlo de una mayor profundidad, el botón R1 nos ofrece la opción de dar un giro rápido de 180º. Será muy útil en secciones como la que describiré a continuación. Imaginaos que estamos en un saliente en la parte derecha de una habitación y que tenemos que llegar al saliente izquierdo que hay metros más adelante…pero ojo, pues en medio no hay suelo, sino que hay un agujero de 15 metros de profundidad. Así, Faith tendrá que correr por la pared (pulsando el stick en una dirección y el L1), para luego dar un giro de 180º (con el R1) y por último un salto para poder llegar a dicho saliente (L1).

Si os habéis parado a pensar en todo lo que llevo dicho de Mirror’s Edge hasta el momento, cualquiera llegará a la conclusión de que se trata de un juego de plataformas, y la verdad es que no irían nada desencaminados, pues Mirror’s Edge tiene mucho más en común con Prince of Persia que con cualquier otro shooter, pues por la perspectiva en primera persona es lo que da a pensar. Eso sí, en Mirror’s Edge vemos que se potencia mucho el estilo con el que superemos las fases, pues cuanto más rápidos, elegantes y ágiles seamos, más fácil resolveremos las pantallas. Además, el juego parece pedir que realicemos los saltos a la perfección y resolvamos las diferentes acrobacias de la mejor manera posible. De hecho, nos incita a que no paremos a pensar ni un solo momento.

Gráficos

Mirando a las capturas, seguro que os habréis fijado en el aspecto aséptico que presenta la ciudad donde transcurre la acción. En los grandes rascacielos predomina el color blanco, de hecho, el color blanco es algo que inunda a esta ciudad que tan poco parecido tiene con las grandes urbes actuales. Por darle algún nombre, parece que tiene “estética iPod” con la utilización masiva del color blanco.

Además, todo tiene un aspecto tan nuevo, tan frío, tan distante que llama la atención. A esto hay que sumar la genial utilización de colores vivos en determinados lugares. Por ejemplo el edificio donde se encuentra el despacho de Burfield con ese tono naranja, los edificios con tonos verdes… Y eso sin contar con la ya mencionada visión del runner, que se muestra con un rojo intenso que destaca en cualquier escenario que estemos. Estos colores vivos imprimen una estética muy cuidada que llamará la atención de todos aquellos que se acerquen a Mirror’s Edge.

Por otra parte, nos encontramos con un diseño de personajes muy rico, siendo Faith el más claro ejemplo. Es una de las protagonistas más “especiales” que he conocido, pues además de las habilidades acrobáticas que posee, tiene una personalidad marcada y esto se ve reflejado en su aspecto.

El resto de personajes también cuentan con un diseño muy trabajado, aunque quizá no destaquen tanto como ella. El resto de corredores cuentan con unas animaciones muy cuidadas y un detalle bastante logrado, mientras que los policías también están bastante bien diseñados, pero veremos cómo se repite su modelado.

Como decía, el juego se muestra bajo la perspectiva de shooter en primera persona, y la verdad es que nos permite jugar sin ningún tipo de problema. Lo mejor que tiene esta perspectiva es la sensación de inmersión que logra desde el primer instante.

La calidad de las texturas es más que notable, y solo los dientes de sierra ponen la nota negativa en este apartado. Mientras tanto, los efectos gráficos están bastante conseguidos, sobre todo ese efecto difuminado que aparece por las esquinas de la pantalla cuando Faith eche a correr. Por otra parte, vemos que los tiempos de carga no interrumpirán el ritmo de partida salvo en contadas ocasiones, pues a veces habrá una pequeña parada antes de abrir una puerta. Bueno, y los típicos tiempos de carga que hay en todos los juegos antes de que se inicie el nivel.


Música/Sonido

El apartado sonoro de Mirror’s Edge destaca por ofrecer una banda sonora muy atractiva que, a pesar de no parecerse a las grandes producciones de Hollywood, consigue transmitir muy buenas sensaciones. Así, acompaña perfectamente a lo que vemos en pantalla y dejará su protagonismo en buena parte de la acción para que así nos concentremos en las habilidades acrobáticas de Faith. Puede que algunos interpreten esas ausencias como algo malo, porque queda algo desangelado, pero es algo que se ha hecho totalmente a propósito.

Con respecto a los efectos de sonido, decir que me han parecido francamente buenos, pues tanto la respiración acelerada de Faith cuando corra como los disparos, como el estallido de los cristales se ha captado con mucho cuidado. Ya por último, comentar que incluye un doblaje excelente, pues han contratado a actores de doblaje de prestigio, que realizan el trabajo con éxito.

Decir también que es una pasada si lo escucháis con un buen sistema de altavoces 5.1.


Edición Española

El doblaje es el aspecto que más llama la atención. Así, Faith tendrá la misma voz en castellano que Jennifer López (entre otras), y el resto del reparto también ha sido interpretado por actores de doblaje sumamente conocidos.

Por lo demás, comentar que viene con textos de pantalla y manual en perfecto castellano.


Conclusión

Mirror’s Edge es una apuesta arriesgada, innovadora y visualmente muy atractiva que nos atrapará sin remedio. Es verdad que tiene algunos defectos, pero todos perfectamente perdonables si tenemos en cuenta lo genial que resulta manejar a Faith. Después de esto, cualquiera querrá mangonear los escenarios a su gusto como hizo en Mirror’s Edge, pero parece ser que esto, de momento, es coto privado de la señorita Faith. Ah, y no subestiméis el modo contrarreloj, que es sencillamente genial.


Lo mejor
: El genial diseño de los niveles. Aparatado gráfico excepcional que cuenta con un diseño artístico excepcional. El apartado sonoro y el genial doblaje. El modo contrarreloj. El desarrollo de la aventura es frenético, rápido y muy estiloso. Los controles responden a la perfección. Concepto de juego muy original.

Lo peor: Puede que en algunos momentos os atasquéis y surja el fenómeno de “ensayo y error”. La aventura se hace algo corta.


Historia: 9
Gráficos: 10
Música/Sonido: 9
Jugabilidad: 9
Edición Española: 9
Multijugador: --
 

  

 

Alternativas:






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu página web:
Tu mensaje:

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=