www.thetermis_clan.es.tl
  Need for Speed: Undercover
 


 
Género: Velocidad
Fecha de salida: 21-11-2008
Plataforma: PS3
Desarrolla: EA Vancouver
Productora: Electronic Arts
Distribuye: Electronic Arts
Manual: Castellano
Idioma: Castellano
Voces: Castellano
Soporte: Blu-Ray
Multijugador: Si
Recomendado: 12+
Precio: 69,95€
Web oficial: Disponible
 

 publicado el 14-01-2009
  17:30
Tipo de artículo: Análisis
Sistema: PS3 
 

 

Need for Speed: Most Wanted ha sido el último gran juego de de esta saga, así que los chicos de Black Box han decidido retomar las ideas principales de éste para ofrecer un desarrollo que se desliga de las novedades habidas en el NFS: Pro Street. ¿Merecerá la pena o se quedará como un título simplemente correcto? Leed más para descubrirlo.


La tapadera perfecta

Muchos recordarán que Need for Speed: Most Wanted, que salió para PS2, tenía una trama argumental que nos invitaba a ir corriendo por las calles hasta llegar a ser el número uno dentro de la lista negra de las carreras callejeras. En esta ocasión también nos encontraremos con una trama argumental que gira entorno a las carreras, aunque tendrá como protagonista a un policía infiltrado en una banda peligrosa banda que se dedica al robo de coches deportivos y lujosos.

El argumento se irá desarrollando durante unas escenas de vídeo hechas con actores reales donde se producirán los hechos más llamativos. Para reforzar estas escenas de vídeo se han contratado a actores y actrices de nivel como Maggie Q o Christina Millian, que dan un toque mucho más cinematográfico al producto. Aún así, se deberían de abstener aquellos que odien las películas como A Todo Gas, pues el tipo de trama que aquí se encontrarán es del mismo estilo.

De todas formas, los guiños que hace a Most Wanted no se terminan ahí. Otro guiño es el de la inclusión del antiguo BMW M3, que fue el “coche por excelencia” en la entrega que EA sacó hace ya tres años. De todas formas, no se puede vivir solo del pasado, así que esta entrega nos ofrecerá un nuevo entorno con nuevas carreras, nuevos tipos de pruebas y más novedades que también pretenden darle su propia identidad.

Dentro del catálogo de vehículos, hay que destacar la inclusión de algunos como el nuevo Renault Megane, el nuevo Volkswagen Scirocco o los ya más típicos Lamborghini Gallardo, Porsche Carrera GT, el nuevo BMW M3, etc.


Jugabilidad

Lo primero que todos los jugadores querrán hacer será explorar la ciudad para ver si el resultado final es tan interesante como el que se vio en anteriores entregas (recordemos que Pro Street se desarrollaba en circuitos cerrados). En este caso, la ciudad de Tri-City se muestra como una urbe deshabitada y desnuda donde los elementos decorativos no serán muy habituales, y donde no se ha conseguido ofrecer la sensación de estar en una ciudad “viva”. Por poner un ejemplo, la ciudad de Burnout Paradise, también de EA, muestra mucho más tráfico, más elementos decorativos y un trazado de las calles mucho más interesante para las carreras.

Aún así, no podemos quejarnos, pues se nos ofrecen un montón de carreras por todo el mapeado, aunque también es cierto que fastidia el hecho de que “marquen” el trazado sin poder escoger la ruta para llegar a la meta. Este hecho limita claramente la exploración de la ciudad en el modo libre, pero más lo hace aún el acceso directo a las carreras, pues si pulsamos un botón podremos acceder a la siguiente carrera, lo cual elimina también los largos paseos de punta a punta de ciudad.

Sea como sea, depende de gustos, así que la inclusión de estos nuevos accesos directos puede ser una alegría o una decepción (aunque bastará con no darle al botón para explorar libremente la ciudad de Tri-City). Por otra parte, las persecuciones policiales se mantendrán, y estos serán los mejores momentos en el modo libre, pues tendremos que ingeniárnoslas para perderlos por el camino, aunque ya sabréis que hay varios objetos destructibles que cortarán su paso.

Ahora que ya me he puesto a hablar de la policía, me gustaría reseñar que la IA ha sufrido un bajón bastante importante, pues darles esquinazo es más sencillo que en Most Wanted. A su vez, también notamos una bajada de dificultad importante dentro de las carreras, pues nuestros rivales parecen correr menos de lo que podrían. Así, no será complicado vernos ganar con un coche de inferior categoría. Es una lástima, pues el nivel de desafío ha bajado bastante, y esto hará que los fans más acérrimos de la saga vean que Need for Speed: Undercover es más bien un paseo triunfal que un desafío para sus habilidades.

Sobre las carreras, decir que aquí nos encontraremos con algunas pruebas típicas como el demarraje, circuito, sprint, etc. Además, se ha incluido la Batalla en la Autopista, donde tendremos un estilo de carrera similar al demarraje, lo cual nos exigirá adelantar al rival y mantenernos un tiempo determinado por delante de él, o alejarnos lo suficiente como para que nos pierda de vista. Eso sí, el tráfico es muy fluido en estas fases y nos tocará esquivar decenas de vehículos…pues si tenemos un accidente serio perderemos la carrera automáticamente. También es una lástima que las carreras duren tan poco, pues se echa de menos pruebas algo más largas (muchas de ellas no pasan de los 3 minutos).

El estilo de conducción se sigue situando en el arcade, aunque los controles parecen haber sido suavizados algo más, lo cual parece una acertada idea de diseño para aquellos jugadores que se acerquen por primera vez a la saga. Eso sí, lo mejor de todo es que aquellos que estén acostumbrados a jugar a otros NFS no notarán mucho la diferencia, lo cual es buena señal del gran trabajo hecho por Black Box.

A pesar de todos los pequeños (y no tan pequeños) inconvenientes que presenta Need for Speed: Undercover, no podemos negarnos que tiene una buena variedad de pruebas, que aderezada con el sistema de tuning (pudiendo comprar packs de carrocería o retocarlo con el AutoSculpt) y el sistema de compra de nuevos vehículos hace que sea una experiencia de juego divertida.

Además, se ha incorporado un sistema de reputación muy acertado, pues si trazamos las curvas de una manera excelente durante una carrera o pegamos un repaso de campeonato a los rivales en una carrera conseguiremos puntos de habilidad que nos irán reportando diferentes recompensas.

Dentro de las opciones multijugador que Need for Speed: Undercover se echa de menos la posibilidad de jugar a pantalla partida, aunque esto ya empieza a ser una costumbre en consola que no nos gusta nada.

Eso sí, las opciones online son bastante interesantes, pues además de las carreras y los sprint se ha incluido un nuevo tipo de prueba llamado Policías y Ladrones, donde se formarán dos equipos de cuatro jugadores donde unos escaparán y los otros se dedicarán a chocar contra ellos para reducirlos. Es muy divertido y funciona correctamente.


Gráficos

El aspecto gráfico de Need for Speed: Undercover muestra claros y oscuros. Por una parte nos encontraremos con un diseño de vehículos muy bien trabajado, donde los reflejos en la carrocería están bastante bien y donde los daños en la misma han sido reproducidos con mayor esmero de lo que solemos ver (aunque la estructura del vehículo seguirá siendo de material indestructible, así que no esperéis grandes deformaciones). Por el contrario, el resto de vehículos que forman parte del tráfico de Tri-City decepcionan muchísimo, pues no llegan a alcanzar el mínimo de calidad exigido.

El diseño de la ciudad me parece correcto sin más, pues aunque no muestra un mal aspecto, parece carente de vida y también se echa en falta un diseño del mapeado algo más extravagante y atrevido.

A nivel de texturas, se ve que están algo más trabajadas, aunque no va mucho más allá de lo que vimos en anteriores entregas. Eso sí, se han colado unos cuantos problemas dentro del rendimiento del juego, pues se producen pequeñas ralentizaciones que molestan el desarrollo de las carreras. Eso sí, la sensación de velocidad está bastante conseguida.

Por último comentar que los efectos gráficos son más que correctos, aunque se sigue abusando de ese toque difuminado que aparece cuando circulamos a gran velocidad.


Música/Sonido

El apartado sonoro muestra un rugido de los motores muy conseguido, unos efectos de sonido más que correctos y una banda sonora que incorpora buenos temas de rap, metal y música electrónica. En definitiva, que habrá para todos los gustos.


Edición Española

El juego viene traducido con los textos de pantalla y manual traducidos al castellano, mientras que el doblaje al castellano se muestra como muy bueno.

Conclusión

Need for Speed: Undercover se queda unos cuantos pasos atrás de NFS: Most Wanted debido a unos cuantos fallos que terminan por ensombrecer todos los puntos buenos que tiene. Aún así, los amantes de la saga deberían de probarlo, pues si os gustaron los anteriores, es muy fácil que éste también lo haga.


Lo mejor: Buena variedad de pruebas. Es divertido. Controles accesibles. Gran catálogo de vehículos y buenas opciones de tuning. La sensación de velocidad está muy bien conseguida.

Lo peor: Problemas de rendimiento. Demasiado fácil, pues la IA es demasiado blanda. Diseño de la ciudad mejorable. No poder escoger la ruta que queramos en las carreras.


Historia: 6
Gráficos: 6
Música/Sonido: 8
Jugabilidad: 6
Edición Española: 9
Multijugador: 7

 

 

 


Alternativas:






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu página web:
Tu mensaje:

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=