www.thetermis_clan.es.tl
  Aliens vs. Predator
 
 

 
Género: Acción 
Fecha de salida: 19-02-2010
Plataforma: PS3 
Desarrolla: Rebellion 
Productora: Sega 
Distribuye: Sega 
Manual: Castellano 
Idioma: Castellano 
Voces: Castellano
Soporte: Blu-Ray 
Multijugador: Si 
Recomendado: 18+ 
Precio: 69,95€ 
Web oficial: Disponible
 
Aliens vs. Predator

 publicado el 03-03-2010 - 00:52
Tipo de artículo: Análisis 
Sistema: PS3 
 

 

Después de muchos años de penurias (a base de mediocres videojuegos y paupérrimas películas), ya le tocaba a Aliens vs Predator probar otro trocito de gloria, que conseguirá con su primera incursión en Xbox 360 y PS3. ¿Queréis saber más? Pues seguid leyendo.


Apaga las luces, cámara y acción

El argumento no es algo que cobre un especial protagonismo en Aliens vs Predator. Se podría resumir simplemente en que el señor Weyland y su equipo de investigación encuentran unas ruinas relacionadas con los predator en un lejano planeta. Estos deciden abrir las ruinas, lo cual alertará a los predator de otros planetas, que no tardarán en llegar al lugar en cuestión. A esto hay que sumarle la presencia de xenomorfos en la colonia. En un principio podrán contener la presencia alienígena de estos horrendos bichos… pero, como siempre ocurre, al final todo se va al garete y se extienden por toda la base. En este marco se hace necesaria la presencia de los marines, y es así como se inicia Aliens vs Predator, que se centra más en mostrar la supervivencia de los humanos que en contar los hechos del resto de especies.

Como podéis intuir, el argumento de Aliens vs Predator es de lo más manido que se ha visto, pero lo realmente interesante no es esto, si no las angustiosas situaciones a las que nos someterá desde el minuto uno hasta el final.

El juego presenta en el modo historia tres campañas diferentes (una para cada especie), siendo la de los humanos la que más miedo nos hará pasar. De hecho, podría decirse que las sensaciones que nos deja son similares a las de un survival horror, ya que el constante terror por ver qué hay tras cada esquina o tras cada puerta nos invadirá en más de una ocasión.


Jugabilidad

Como ya he dicho, Aliens vs Predator ofrece tres campañas diferentes, así que empezaré hablando de las sensaciones que nos transmite cada una de las especies por separado.

La campaña de los marines es la que ofrece los resultados más similares a los de cualquier FPS. El arsenal del que dispondrán va desde el mítico rifle de pulso pasando por la pistola, la escopeta, el lanzallamas, etc. Todas ellas cuentan con un ataque principal y otro secundario, que nos suele dar la posibilidad de utilizar un tipo de disparo diferente más efectivo.

Además de las armas, vemos que los marines también contarán con bengalas (para iluminar estancias completamente oscuras), la linterna o un escáner de movimiento, que nos revela la distancia a la que tenemos a los enemigos más cercanos. Esto aporta bastante angustia en los escenarios más oscuros, pues los enemigos pueden mimetizarse con el escenario y atacar desde cualquier parte (los aliens) o volverse invisibles para atacar sin que los veamos (los predator). Es por todas estas sensaciones por las que yo creo que la campaña de los humanos es la que mayores tintes de survival horror tiene.

Luego están la campaña del predator, que está mucho más orientada hacia el sigilo. Estos seres tendrán unas potentes garras con las que atacar a sus enemigos en las distancias cortas (un ataque ligero y otro potente), pero sus habilidades no se terminan ahí. Tienen una enorme capacidad atlética para cubrir importantes distancias mediante un salto, la posibilidad de desplazarse rápidamente para estar pegado a un enemigo o un cuidado arsenal (con cañón de plasma, lanza y disco).

El predator también hace gala de unos interesantes gadgets. Por una parte está la visión térmica, con la que podrá ver la posición de todos los humanos que estén cerca de su posición, y por otra parte la posibilidad de volverse invisible a los ojos del enemigo. Con todo esto se convierte en un enemigo muy poderoso que puede dar buen uso al sigilo, ya que así sufrirá mucho menos daño que yendo a por todas. Además, la munición para los predator no es tan abundante como la de los humanos.

Para finalizar están los aliens, cuya principal habilidad es la de caminar por cualquiera de las cuatro paredes de las diferentes estancias que aquí veamos (por medio de la transición), realizar saltos de un plano a otro y sus potentes ataques cuerpo a cuerpo. 

Estos xenomorfos podrán atacar con sus mandíbulas, garras o cola (que es especialmente dañina) a todo tipo de enemigos, siendo también el sigilo un arma importante con la que jugar. En su caso, lo que mejor les viene es mantenerse agazapados y resguardados en la oscuridad, esperando la oportunidad para abalanzarse sobre el enemigo cuando éste esté totalmente desprevenido.

Al principio costará acostumbrarse al estilo de juego de los aliens, pues el hecho de estar moviéndonos por las cuatro paredes de los escenarios puede resultar un tanto confuso aunque, una vez cogido el gusto, resulta también atractivo.

Además de todas las opciones ya comentadas, están las ejecuciones que los predator y aliens podrán realizar, mostrando una “burra” secuencia de acción en la que prácticamente destrozaremos al rival. La única pega que tiene esto es que, durante la ejecución, seremos vulnerables a todo tipo de ataques, así que estad atentos a lo que ocurre a vuestro alrededor, que a veces hay sorpresas un tanto desagradables.

Gracias a las diferentes habilidades de cada una de las tres especies, vemos que Aliens vs Predator ofrece una variedad de situaciones muy amplia. Esto hace que el desarrollo no se vuelva monótono ni aburrido en ningún momento, manteniendo al jugador enganchado con la mezcla de acción, sigilo y tensión de la que hace gala el título que hoy nos ocupa. Y por si fuera poco, también hay interesantes combates contra jefes finales.

Algunos echarán de menos algo más de exploración o de puzzles, pero lo que Aliens vs Predator ofrece es acción a la antigua usanza, que no se vuelve monótona en ningún momento gracias a las palpables diferencias de afrontar la acción que presentan cada una de las tres especies. Quizá se eche de menos un poco más de duración en cada una de las tres campañas, aunque la duración sumada de todas ellas es más que aceptable. Eso sí, el avance no será cosa de “coser y cantar”, pues la inteligencia artificial nos pondrá en muchos aprietos, incluso en el nivel de dificultad medio. De todas formas, no quiero asustar a nadie pues, gracias a los diferentes niveles de dificultad, todo tipo de jugadores encontrarán un reto a su altura.

Para el final me dejo la última sorpresa: el modo Supervivencia. En él nos tocará enfrentarnos a una oleada de enemigos tras otra en un escenario cerrado, que está casi por completo a oscuras. El juego nos avisa en todo momento del número de enemigos que ya llevamos derrotados y el número de enemigos que aún pululan por el escenario. Si a esto le sumamos que la banda sonora deja todo el protagonismo a los pitidos del escáner de movimiento, vemos que la tensión se acumula por momentos. Al final, será una opción recurrente cuando juguéis a Aliens vs Predator.


Multijugador

Llega el momento de hablar de uno de los pilares básicos de este Aliens vs Predator. Muchos de vosotros habréis quedado un tanto desencantados con la demo de este título, y por ello mi primer comentario es que olvidéis todo lo que habéis podido probar ahí, ya que la experiencia de juego online en la versión final no sufre de los problemas que ahí os encontrasteis.

Para empezar, hay que destacar que el principal logro de Rebellion en el multijugador es el de conseguir un trabajado equilibrio entre las tres razas. Éste era el primer escollo que debían de superar para ofrecer una experiencia de juego interesante, puesto que la posibilidad de combatir desde tres puntos de vista tan diferentes como lo son los marines, los aliens y los predator es un atractivo que pocos juegos pueden presumir de tener.

Por otra parte, se observa que Rebellion ha trabajado por ofrecer unos interesantes modos de juego. Por un lado están los típicos Partida a Muerte, Partida a Muerte por equipos (con especies mezcladas o sin mezclar), que no ofrecen nada que no podamos ver en otros muchos títulos. También nos encontramos con otros modos como Dominación (que está relacionado con la toma de diferentes emplazamientos en el escenario).

Sin embargo, todo se vuelve más interesante con modos como Superviviente, donde nos tocará combatir codo con codo con otros usuarios para resistir la oleada de enemigos que se nos vendrá encima. Es lo mismo que pudimos ver en el modo Supervivencia del modo para un jugador, pero con el añadido de poder colaborar entre cuatro personas para que así tengamos más posibilidades de éxito.

Otro modo interesante es el llamado Plaga, donde un equipo de marines (controlados por los jugadores) deberá de resistir al ataque de un xenomorfo (que también será controlado por un usuario), que intentará por todos los medios contagiar a alguno de los humanos. Con el paso del tiempo, los humanos se irán transformando, con lo que los marines que queden con vida tendrán la cada vez más difícil empresa de resistir los envites de los viscosos seres del espacio.

Para el final he dejado el modo Caza Predator, donde uno de los jugadores asumirá el rol del predator para intentar matar al mayor número de marines. Si el predator cae derrotado a manos de un soldado, el jugador se convertirá en marine, pasando a ser entonces el predator aquel que lo consiguió derrotar. Al final ganará quien más puntos haya obtenido.

Gráficos

El aspecto gráfico de Aliens vs Predator nos muestra un diseño de personajes bastante conseguido en las tres razas. Los que mejor representados aparecen son los marines, puesto que sus animaciones están muy bien conseguidas, siendo las animaciones faciales las que más destacan. Los predator también cuentan con un diseño muy bueno, siendo los aliens aquellos cuyo modelado no es tan espectacular y sorprendente como nos habría gustado ver, aunque tampoco está nada mal.

Los escenarios ofrecen una variedad bastante conseguida, pues entre el aspecto metálico de las instalaciones de la colonia y los amplios parajes desérticos y selváticos consiguen ofrecer una ambientación bastante lograda. Además, la calidad de las texturas es más que aceptable.

De todas formas, lo mejor de Aliens vs Predator en este campo es el estupendo trabajo realizado con la iluminación de los escenarios, o mejor dicho la NO iluminación de los escenarios. En muchas ocasiones nos tocará recurrir a la visión térmica de los predator o a la linterna o bengalas de los humanos para poder poner un poco de luz en tan tenebrosas localizaciones. Así se consigue crear una atmósfera opresiva, muy adecuada para la tensión que el título intenta transmitir en todo momento.


Música/Sonido

Darle un 10 a un juego en un apartado siempre es una decisión complicada, pues siempre te pasas pensando un rato si realmente se lo merece o no. Sin embargo, darle un 10 en el apartado sonoro a Aliens vs Predator ha sido de lo más sencillo. Para empezar nos encontramos con una banda sonora que aporta bastante al desarrollo, pues sabe mantener el suspense o generar más tensión en los momentos adecuados.

Sin embargo, es en los efectos de sonido donde Aliens vs Predator abruma al usuario. Para empezar, vemos que el sonido de las diferentes armas está muy conseguido, resultando del todo reconocibles para los amantes de las películas y los anteriores videojuegos. A esto hay que sumarle los sonidos que hacen los aliens y los predator, que han sido extraídos de las películas de una manera magistral.

Para el final he dejado uno de los recursos que Aliens vs Predator mejor utiliza para mantener la tensión en el jugador cuando maneje al soldado marine. Se trata del sensor de movimiento, que nos informará de los objetos que se mueven a pocos metros de nuestra posición. El sonido ayuda a generar más tensión en situaciones que ya de por sí son bastante angustiosas, más aún cuando escuchemos cómo se nos acerca “el bicho” sin que casi ni nos percatemos. Un detalle impagable por el que ya merece la pena echarle un vistazo a Aliens vs Predator.


Edición Española

Aliens vs Predator viene con textos de pantalla, manual y voces en perfecto castellano. El doblaje es de bastante calidad, pese a que las voces no serán muy frecuentes.


Conclusión

Aliens vs Predator es un juego de lo más divertido, que nos ha enganchado gracias a la variedad que presentan las tres campañas disponibles, al superlativo apartado sonoro y el divertidísimo modo multijugador. Estamos ante uno de los FPS más interesantes que nos encontraremos a lo largo de este 2010, y eso que le tocará competir con duros rivales, pues la sensación de angustia y tensión que nos deja en el cuerpo después de una sesión de dos-tres horas de juego es muy gratificante.


Lo mejor: El multijugador, que está perfectamente equilibrado y ofrece una muy buena variedad de opciones de juego. El apartado sonoro, en el que sobre todo destacan los efectos de sonido. Las tres campañas ofrecen una mezcla perfecta de acción, sigilo y angustia. El modo Supervivencia.

Lo peor: El apartado gráfico podría haber estado mejor. Ojalá durase más cada uno de los modos campañas. Al principio cuesta adaptarse al manejo del alien.


Historia: 8
Gráficos: 8
Música/Sonido: 10
Jugabilidad: 9
Edición Española: 9
Multijugador: 9

 

 


Alternativas:






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu página web:
Tu mensaje:

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=