www.thetermis_clan.es.tl
  Resident Evil 5
 


 
Género: Acción
Fecha de salida: 13-03-2009
Plataforma: PS3
Desarrolla: Capcom
Productora: Capcom
Distribuye: Capcom / Proein
Manual: Castellano
Idioma: Castellano
Voces: Inglés
Soporte: Blu-Ray
Multijugador: Si
Recomendado: 18+
Precio: 69,95€
Web oficial: Disponible
 

publicado el 08-03-2009
Tipo de artículo: Análisis
Sistema: PS3
 
 

Me estoy haciendo viejo. Echo la vista atrás para ver los inicios de la saga Resident Evil y me cae una lágrima. No es que eche de menos ese survival horror que me fascinaba a la vez que me causaba miedo, sino que simplemente me entra la nostalgia. Hace años llegó el genial Resident Evil 4 con el que cambió todo, y esta quinta entrega viene a confirmar que esta saga ha tomado un nuevo rumbo. Serán cosas de la evolución, y de que uno se va haciendo viejo.


Otra plaga más

Aquellos que jugaron a Resident Evil 4 recordarán que se desarrollaba en España, donde los zombis habituales de la saga daban paso a unos aldeanos enfadados que habían sido infectados con un virus que los hacían ser unos despreciables cascarrabias que no querían más que vernos muertos. En esta ocasión vemos que el escenario cambia, así como también lo hará el virus, pues nos encontramos frente a una Plaga mucho más peligrosa, ya que los enemigos con los que nos encontraremos serán mucho más duros, rápidos, listos y variados. En esta ocasión nos tocará manejar a Chris Redfield, quien ahora trabaja para la B.S.S.A. en su lucha contra el terrorismo por todo el mundo. La misión que le ocupará en este Resident Evil 5 le llevará hasta África, donde conocerá a su compañera durante toda la aventura, Sheva Alomar.

Nada más llegar, les tocará visitar un poblado donde la conciencia de la gente se ha ido nublando hasta el punto de perder toda capacidad de raciocinio, pensando únicamente en matar a aquellos que no están infectados por el virus. En un principio tendremos que averiguar qué es lo que pasa ahí, hasta que vayamos dando con los típicos personajes antagónicos que nos pondrán a prueba en difíciles combates.

Para los amantes de la saga Resident Evil comentar que aparecen algunos personajes famosos de la saga, aunque permitidme no abrir la boca para que así no os estropee la sorpresa. Eso sí, se descubrirán algunos datos muy importantes, y es que la sombra de Umbrella es muy alargada, pues como se ve en todas las entregas de Resident Evil, han causado mucho más daño del que hicieron en Raccoon City con el T-Virus.


Jugabilidad

Durante el pasado E3, en la conferencia de prensa de Microsoft, pudimos observar por primera vez la importancia que el cooperativo tendrá en Resident Evil 5, pues durante el 90-95% de la aventura estaremos junto a Sheva. Esto hará que podamos matar a las hordas de enemigos que nos atacarán de una manera más cómoda, puesto que ella dispara muy bien. También nos servirá para tener más espacio en el inventario o incluso para que podamos resolver puzzles juntos, puesto que en el desarrollo se han incluido secuencias que se han creado expresamente para aprovechar las posibilidades que ofrece el modo cooperativo.

Esto es un cambio muy importante dentro de la saga (aunque el Resident Evil: Outbreak ya ofrecía grandes niveles de cooperación, pero eso es otro cantar), pues no podemos olvidar que uno de los factores que más influyó en los inicios de la saga fue la sensación de soledad y miedo que nos embargaba cuando entrábamos en la mansión del primer Resident Evil. De hecho, yo recuerdo el gran alivio que sentía cada vez que me encontraba con otro miembro de S.T.A.R.S. en aquella fría mansión, ya que era el único contacto humano que encontraba en dicho juego en horas. Así pues, vemos que en Resident Evil 5 se ha perdido esa sensación, como también ha ido desapareciendo poco a poco la sensación de miedo y agobio que sufrí durante las primeras entregas de la saga, pues ya en Resident Evil 4 me encontré con un gran juego, pero que se alejaba mucho del concepto original de survival horror.

Esto no quiere decir que Resident Evil 4 y Resident Evil 5 sean peores juegos que los demás (de hecho, Resident Evil 4 me parece el más divertido de todos), sino que están mucho más enfocados a la acción y, en este sentido, vemos que la idea de la cooperación entre dos personajes es una gran idea, porque nos permite disfrutar de un desarrollo más variado y entretenido, y porque le abre las puertas a un modo multijugador que amplía un montón las posibilidades de juego.

Eso sí, no todo es oro en Resident Evil 5, pues aunque existen momentos de cooperación, veo que no está todo lo explotado que me habría gustado, pues casi siempre vamos de la mano, y en casi ningún momento se explota la sensación de agobio de ver al otro personaje en apuros mientras nosotros estamos lejos sin poder hacer nada. También echo de menos un desarrollo de puzzles más complejo donde la cooperación resultase más provechosa, pues los puzzles en los que se requiere a ambos personajes son tan sencillos como pulsar dos palancas que están en distintos lugares (aspecto que resulta demasiado sencillo como para considerarlo un puzzle).

Lo que no puedo negar es que la IA de Sheva es francamente buena, pues nos cura cuando ambos estamos bastante fastidiados, nos da la munición que encuentra del arma que nosotros llevemos equipado, y tendrá una puntería ejemplar que, incluso me atrevería a decir que es superior a la media de los usuarios que jugarán a Resident Evil 5. De hecho, comparándolo con otros juegos tengo que decir que Sheva resulta de una gran ayuda, mientras que en otros títulos parecen simples adornos que están ahí para dar sensación de bulto.

Con respecto al control, hay que reconocer que Resident Evil siempre generó bastante polémica. Además del bando de los fans, a los que les gustaba el control, estaba el bando de aquellos que odiaban esa rigidez al mover el personaje, aspecto que ya se mejoró en Resident Evil 4. En esta ocasión vemos que el resultado final es similar a la anterior entrega, aunque quizá sea algo menos rígido, lo cual nos viene genial para afrontar las trepidantes secuencias de acción que aquí nos encontraremos.

Llega el momento de hablar de los enemigos, que son una parte tan importante como Chris o Sheva en este juego. Para empezar, vemos que los “enemigos comunes” son bastante variados, pues no solo se dedicarán a correr frente a nosotros como posesos, ya que utilizarán armas como bastones con pinchos, lanzas (a veces incluso con escudos), ballestas con flechas ardiendo e incluso nos lanzarán llamas cual faquir de circo.

También me gustaría reflexionar y comentar el “gran favor” (nótese la ironía) que la película “28 Días Después” le hizo al género de películas y videojuegos de zombis, pues hasta entonces habíamos disfrutado de unos zombis lentos, patosos y estúpidos, pero parece ser que esa película le ha descubierto al resto del mundo que los zombis (en este caso no son zombis, pero bueno) dan mucho más miedo si corren como locos.

Volviendo a hablar sobre los enemigos, me gustaría comentar que a lo largo del desarrollo también nos encontraremos con enemigos más duros como “El hombre del saco con la motosierra”, que hará acto de presencia durante varias partes en el desarrollo, aunque su dureza ya no será tan elevada como en Resident Evil 4. También habrá otra serie de enemigos, que vienen a ser como una especie de Chamanes, que resultan ser muy duros y dañinos para nuestra salud. A esto también hay que incorporar algún que otro animal como los enormes cocodrilos que habitan en las aguas africanas, las serpientes que reptan por las hierbas altas o las peligrosas arañas que nos encontraremos en la segunda parte de la aventura.

Eso sí, si Resident Evil 3: Nemesis nos enseñó algo, es que los combates contra los jefes finales son los puntos álgidos de la aventura, y esto se ha mantenido así desde entonces. En esta ocasión nos enfrentaremos a una especie de Kraken de colosales dimensiones (que tienen unas patas-tentáculos muy peligrosas), a un troll gigante (que recuerda al que vimos en Resident Evil 4) y otra serie de enemigos que no mencionaré para no desvelar todos los entresijos de la obra de Capcom. Lo que sí me gustaría aclarar es que el desarrollo de algunos de estos combates finales no me ha parecido tan emocionante como cabría esperar, por ofrecer desafíos muy vistos y situaciones muy manidas. Por ejemplo, el combate contra el troll gigante lo haremos desde las torretas de un 4x4, donde la munición es ilimitada (aunque habrá que tener en cuenta que no se sobrecargue la torreta), y donde tendremos que disparar todo el rato a las diferentes partes del cuerpo del troll. Está claro que esta situación es frenética, pero tras haberla pasado te quedas con la sensación de que es algo totalmente prescindible, y deseando que fuese de otra manera, pues no esperas menos que una gran evolución en esta quinta entrega de Resident Evil. Sin embargo, sí que hay combates contra jefes finales muy emocionantes y divertidos, pero no mencionaré nada para que los descubráis por vuestra cuenta.

El desarrollo del juego se divide en capítulos, ofreciéndonos al final de cada uno la posibilidad de organizar nuestro inventario (y el de Sheva), comprar nuevas armas (con el dinero que iremos consiguiendo a lo largo de la aventura) o mejorar las que ya tenemos, puesto que pagando algo de dinero podremos hacer que aumente su potencia, se reduzca el tiempo de recarga, se amplíe el número de balas que permite el cargador o incluso se aumente la posibilidad de tener éxito en un golpe crítico con el arma. Yo por ejemplo preferí mejorar mi escopeta y mi rifle al máximo para poder tener un arma potente a corta distancia y otra efectiva a larga distancia, mientras que Sheva llevaba una pistola con un cargador de 20 balas y una ametralladora de 200, aunque no tenía porqué ser siempre así, ya que podemos intercambiar objetos con Sheva en todo momento, siendo requisito indispensable estar juntos.

Hace un tiempo saltó la noticia de que Resident Evil 5 podría ser completado en menos de 8 horas tras haberlo jugado unas cuantas veces (sin contar las secuencias de vídeo y sin ir corriendo sin parar). Luego está claro que la gente malinterpretó la noticia al pensar que el juego iba a durar menos de 8 horas la primera vez que se lo pasaran. En fin, pasando de esas habladurías yo os puedo comentar que a mí me ha durado unas 14 horas (aproximadamente), aunque también he de comentar que me he parado bastante a explorar los diferentes escenarios para encontrar las diferentes joyas que hay repartidas por los escenarios, pues nos reportan mucho dinero. Eso sí, el juego nos puntúa al final de cada capítulo, y a mí siempre me dio puntuaciones que fluctuaban entre el A y el C (en lo referente al tiempo que tardaba en superar cada misión). Lo jugué en dificultad media y difícil, y me pareció un reto bastante complicado en difícil, y creo que me habría resultado aún más complicado si hubiese ido “a lo loco”.

Otro tema del que me gustaría hablar es de la sensación de exploración que ofrece Resident Evil 5, y es que en algunos momentos de la aventura he sentido la falta de poder explorar más los escenarios. Es una lástima que en algunos momentos de la aventura se hayan decantado por ofrecer unos escenarios tan cerrados, pues así no tenemos temor alguno, ya que sabemos que el camino es recto y que tendremos que enfrentarnos a toda la horda de enemigos que se nos pongan delante. En fin, que aún añoro más la comisaría del Resident Evil 2 o la mansión del primero, donde había multitud de sitios a los que podías ir, mientras buscabas esa pista que te ayudase a resolver el puzzle. Eso sí, entiendo perfectamente la intención de los desarrolladores, pues en su deseo por ofrecer un desarrollo más enfocado hacia la acción han querido tener muy controlado el “ritmo de la partida”, y para ello lo mejor es ofrecer un camino más o menos claro para que el jugador disfrute de las experiencias que Capcom le ha preparado, que también hay que reconocer que son geniales, pues las emboscadas o hordas de enemigos que aparecen de repente ofrecen unos momentos francamente espectaculares y emocionantes.

En el tema de los puzzles, del que ya he hablado algo, comentar que se nos ofrecen unos cuantos, aunque algo simples. Si acaso los hay interesantes en relación con los rayos del sol en unas ruinas o con las escaleras en las mismas ruinas. En definitiva, están bien y ayudan a ofrecer un desarrollo más variado, pero se echan de menos puzzles más complejos que nos ayuden a estrujar más el cerebro.

También habrá fases donde no tendremos que preocuparnos más que de disparar desde una torreta, ya que iremos sobre un 4x4 o una lancha conducida por otro personaje mientras Sheva y Chris se dedican a disparar a los nativos que nos intentan dar caza en motos, camiones (en el caso de la fase del 4x4) o los que vengan en otras lanchas en el caso de la fase acuática. Así se consigue un desarrollo más variado, aunque queda claro que no es ni mucho menos lo mejor que ofrece Resident Evil 5, pues donde se muestra verdaderamente fuerte es cuando tenemos que soportar las hordas de enemigos a las que tendremos que enfrentarnos. También hay unos cuantos QTE, que vuelven a hacer acto de presencia tras haberse estrenado en Resident Evil 4. A veces aparecen como pequeñas secuencias de acción o para realizar un potente golpe cuerpo a cuerpo contra un enemigo que está desprotegido (como un gancho). Sea como sea, y aunque no soy muy amigo de estas pequeñas secuencias, les han quedado bastante bien.

Una vez acabada la aventura tendremos acceso a diversos extras que gustarán a los fans de la saga, aunque lo más llamativo es la aparición del modo Mercenarios, que nos permitirá disfrutar de unas cuantas horas más de diversión.

También es cierto que si echamos la vista atrás, vemos que Resident Evil 5 es un producto continuista en ciertos aspectos, pues no se ha desmarcado mucho con respecto a la cuarta entrega. Digo esto porque alguno de los jefes finales aparecen en ambas entregas, porque hay partes en el desarrollo que coinciden y porque ofrecen una jugabilidad bastante similar, aunque no por ello vamos a negar las evidentes innovaciones que Resident Evil 5 ofrece.

En definitiva, y para cerrar este apartado, comentar que lo que más me ha gustado de la jugabilidad de Resident Evil 5 es el enfrentamiento contra los enemigos comunes, pues ofrecen el reto, la diversión y la adicción que pretenden tantos y tantos juegos de acción y que nunca consiguen.


Multijugador

El modo cooperativo podrá jugarse tanto offline (a pantalla partida), como online. El modo online todavía no estaba disponible en la versión que se me facilitó, pero en offline era muy bueno. Se trata de la misma aventura, salvo que resulta mucho más atractiva jugarla con otro humano, y no porque sea más inteligente que Sheva, sino porque así podemos cometer errores los dos usuarios, aspecto que no suele ser nada habitual en la implacable Sheva cuando es manejada por la IA. Lo único que puede molestar un poco es jugar a pantalla partida en pantallas más pequeñas que 26”, pues no se verá todo lo bien que nos gustaría. Por cierto, todo hace indiciar que el modo Mercenarios no tendrá opción de juego online, aunque habrá que ver si luego se activa esta opción (recordad que no he podido disfrutar de ningún tipo de opción de juego online en la versión que me han facilitado, puesto que no podrá probarse hasta que el juego salga a la venta).


Gráficos

El aspecto gráfico de Resident Evil 5 me parece magnífico. Para empezar, hay que reconocer que el diseño de los personajes principales es sencillamente genial, y es que tanto Sheva como Chris han sido creados con todo lujo de detalles. Además, sus animaciones están muy trabajadas. Los enemigos y demás personajes secundarios también cuentan con un modelado muy bien diseñado y trabajado, pues el trabajo de texturizado parece superior al que se ve en la gran mayoría de juegos disponibles para esta plataforma.

Los escenarios también cuentan con un detalle muy elevado, y aunque al principio puede que nos recuerden un poco (en cuanto al diseño artístico) a los primeros poblados que veíamos en Resident Evil 4, hay que reconocer que ofrecen unas posibilidades mucho mayores y unos entornos mucho más ricos en detalle. Además, en contra de lo que suele ocurrir en tantos y tantos juegos, donde las fases iniciales parecen ofrecer unos escenarios más trabajados, vemos que Resident Evil 5 nos sorprende con algunas localizaciones muy curradas que harán acto de presencia a partir de la segunda mitad del juego.

Casi no se aprecian errores gráficos, y los efectos están bastante bien, aunque sí que es cierto que se echa de menos unos niveles de interacción con el escenario algo más elevados, puesto que en muchas ocasiones parece algo ilógico encontrarse con una simple caja indestructible, mientras que una vasija que, a priori debería de ser más rígida, rompe en pedazos al mínimo contacto con nuestro cuchillo.


Música/Sonido

El apartado sonoro también está muy logrado, pues los chicos de Capcom saben muy bien cómo jugar con la banda sonora para que esta añada más tensión de la que se genera en la propia situación de juego en la que estamos. Quizá se echa de menos una utilización algo más “picante” de la misma con falsas intervenciones que hagan presagiar la presencia de algún enemigo que luego no está, pero eso seguro que molestaría a más de uno (aunque en este tipo de juegos se supone que debemos de pasarlo mal, ¿no?)

A la genial utilización de la banda sonora hay que sumar los estupendos efectos de sonido y las voces de doblaje (en inglés), que hacen un estupendo trabajo.


Edición Española

El juego viene con textos de pantalla y manual en castellano. En definitiva, como viene siendo habitual en la saga, y es que si os digo la verdad, casi prefiero que las voces se queden como están, pues me gusta mucho ver esa fuente en los subtítulos. Me parece un símbolo más de la saga Resident Evil. Aún así, habrá quien prefiera las voces en castellano, y por eso se lleva la nota que se lleva en edición española.


Conclusión

En definitiva, Resident Evil 5 es un grandísimo juego de acción, pero no puedo más que lamentarme por lo bien que le habría sentado el haber explorado más algunas vías como un cooperativo algo más profundo, unos escenarios más orientados a la exploración, unos puzzles más complejos o algunos momentos culminantes mejor aprovechados. Aún así, creo que como título de acción es realmente bueno, y no consigue alcanzar mejor nota por lo explicado con detenimiento en el artículo.

Muy recomendable si sois fans de la saga (o de la acción en general), aunque tened que cuenta que estos ya no son los mismos tiempos que los de PSOne, GameCube o el Resident Evil: Code Veronica. Por lo visto, Resident Evil 4 lo cambió todo y este título no deja de ser más que la confirmación de que Capcom ha decidido que esta saga se oriente más hacia la acción que al surival horror.


Lo mejor: La cooperación con Sheva y su IA. Desarrollo divertido y emocionante en el que la acción se convierte en la principal protagonista. El apartado gráfico es sencillamente genial. El modo cooperativo le añade mucho interés. El combate se ha logrado de una manera muy buena, sobre todo el que concierne a los enemigos comunes.

Lo peor: No explota todo el potencial que tiene en lo referente a la cooperación entre los dos personajes, exploración del escenario, puzzles y alguna que otra secuencia importante de acción. Algo continuista con respecto a Resident Evil 4.


Historia: 8
Gráficos: 9
Música/Sonido: 9
Jugabilidad: 8
Edición Española: 7
Multijugador: 8

 

 


Alternativas:

  • Dead Space
  • Silent Hill: Homecoming
  • Alone in the Dark: Inferno
  • Clive Barker's Jericho

 

 

 






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu página web:
Tu mensaje:

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=