www.thetermis_clan.es.tl
  MotorStorm: Pacific Rift
 

 

 
Género: Velocidad
Fecha de salida: 14-11-2008
Plataforma: PS3
Desarrolla: Evolution Studios
Productora: Sony Computer Entertainment America
Distribuye: Sony Computer Entertainment
Manual: Castellano
Idioma: Castellano
Voces: Castellano
Soporte: Blu-Ray
Multijugador: Si
Recomendado: 3+
Precio: 69,95€
Web oficial: Disponible
 
MotorStorm: Pacific Rift

publicado el 13-11-2008
Tipo de artículo: Análisis
Sistema: PS3 
 

 

Vuelve la conducción más salvaje con MotorStorm, el juego creado por Evolution Studios que tan gratos y buenos momentos dio a los usuarios de PS3 durante los primeros meses de su vida. Ahora, llega con una secuela muy interesante que corrige los errores más llamativos del primero y añade mucho más contenido.


Bienvenidos a la isla

No os preocupéis por el titular de este párrafo. No me voy a poner a hablar de Perdidos (Lost). Sin embargo, sí que quería aclarar que en MotorStorm: Pacific Rift participaremos en un Festival de carreras desarrollado en una isla del Pacífico, en la que hay bastante actividad volcánica y que ha sido abandonada por el hombre.

Así, durante las carreras nos encontraremos con un montón de paisajes abruptos donde la acción de la lava hizo que se modificase todo el terreno de la isla. Por una parte habrá muchas zonas de agua, aunque también habrá otra parte de la isla donde la lava permanece incandescente, esperando a que otra gran explosión vuelva a cubrir toda la isla. A su vez, veremos zonas llenas de rampas (creadas por el hombre y por la naturaleza) para que podamos realizar grandes saltos con nuestros vehículos y un montón de terreno que se embarrará en cuanto nos pongamos a correr sobre él, además de una flora selvática muy densa. En fin, que todo hace indicar que estamos frente a una isla de Hawai para participar en uno de los torneos de velocidad más extremos que se haya visto.

Bajo esta premisa, nos encontramos con un juego que sigue mostrando la misma actitud salvaje y trepidante del original, que incluso supera gracias a la inclusión de nuevos tipos de coches que crean estragos entre los demás participantes.

Dentro del catálogo de vehículos podemos observar que hay algunas novedades. Así, la más atractiva es la inclusión de los Monster Trucks, que pueden con todo tipo de superficies, son muy robustos y corren que se las pelan. Eso sí, para que no puedan abusar vemos que su maniobrabilidad deja que desear. Por otra parte, si queréis un vehículo ligero, muy manejable y rápido, tenemos a las motos, quads o los buggys, aunque deberéis de tener cuidado con los Monster Truck o los Camiones, pues son capaces de echaros de la pista, e incluso de destruiros el vehículo (algo así como lo que se ve en la portada del juego). Luego, dentro de un estilo de coche más “estándar” tenemos al coche de rally que se maneja bastante bien por las diferentes superficies, gira bien y corre bastante (además de ser algo más robusto que los anteriores) o los 4x4, que son perfectos para las carreras más duras. Estos no dejan de ser algunos ejemplos de los vehículos que aquí nos encontraremos, y es que con la aparición de los Monster Truck tenemos 8 categorías diferentes. Huelga decir que dentro de cada categoría iremos desbloqueando más vehículos o pinturas a lo largo de las diferentes carreras.

A lo largo de los circuitos también vemos que la vegetación y el barro cobran protagonismo, pues en determinadas rutas habrá pequeños arbustos que dificultarán el avance de los vehículos más ligeros, y algo similar ocurre con el barro, que hará patinar a cierto tipo de vehículos.

Ya por último, indicar que en MotorStorm: Pacific Rift la destrucción de ciertas partes del escenario abrirá nuevos caminos, atajos o simplemente tomas espectaculares. Éstas solo las podrán llevar a cabo los vehículos más pesados, pues si intentamos lanzar una moto contra una torreta de 20 metros, lo único que conseguiremos será un accidente espectacular. Sin embargo, si probamos con un camión, el destrozo está asegurado. Por cierto, la moto luego sí que podrá aprovechar la nueva ruta que ha abierto el camión.

MotorStorm: Pacific Rift nos ofrece el doble de circuitos que tenía el original. Esta cifra hace que la duración del juego aumente, aunque no se conformará con ofrecer 16 nuevos circuitos, sino que observamos que el diseño de los mismos está mucho más conseguido y es más atractivo de cara a las carreras. Digo esto porque MotorStorm siempre se ha identificado por los diferentes tipos de vehículos que ofrecía, lo cual daba pie a que los circuitos tuviesen diferentes rutas que pudiesen servir para ciertos tipos de vehículos, pero no para otros. Esta idea ya se vislumbró en el original, pero aquí es explotada de una manera mucho más convincente.

Así, veremos tramos donde habrá charcos algo profundos que ralentizarán mucho la marcha de los vehículos más ligeros, como las motos o los quads, pero que serán mucho más eficaces para los Monster Truck o los 4x4. Lo mismo ocurre en los tramos más estrechos, pues dudo que los camiones puedan pasar por ellos sin tener que frenar mucho o, lo que es peor, sin que choquen con los obstáculos que hay por el escenario.

Además, también habrá que tener en cuenta las características de cada vehículo, pues los hay que tienen una gran velocidad punta, pero que giran bastante mal. Para estos, lo mejor será que escojamos las rutas que nos permitan ir en línea recta el mayor tiempo posible, sin que haya muchas curvas cerradas, pues ahí perderemos mucho tiempo.

Al empezar a jugar, notaréis que la elección de la ruta adecuada tiene importancia, pero no mucha…el problema es que cuanto más avancéis en el Festival, más os daréis cuenta de lo vital que resulta escoger la ruta adecuada, pues la IA es muy agresiva y rápida y no nos dejará pasar ni una.

Dentro del Festival, que es el principal modo de juego, nos encontramos con que hay cuatro zonas diferentes. En cada una de ellas hay un montón de diferentes pruebas que tendremos que ir desbloqueando poco a poco. Así, la diferencia entre estas cuatro zonas reside en que la Fire Zone está centrada en carreras donde notaremos la presencia de la lava, la Earth Zone transcurre en zonas de campo abierto sin más, la Water Zone tiene muchas partes con charcos, ríos, cascadas, etc. y la Air Zone presenta una gran cantidad de saltos, pues el terreno es mucho más sinuoso.

Dentro del modo de juego principal, nos encontraremos con varios tipos de prueba, ya que existe la típica carrera (que puede venir con objetivos como no destruir nuestro vehículo más de 3 veces), la carrera eliminatoria (donde se eliminará al último participante cada 10 o 15 segundos) o la prueba de velocidad, donde habrá que superar 30 checkpoints antes de que se agote el tiempo. Son muy divertidas y nos exige aprender la posición de cada uno, pues el juego no nos mostrará nada más que el siguiente checkpoint. Esto puede parecer un tanto incómodo, pero la verdad es que así resulta más atractivo y desafiante, pues no podemos distraernos ni un segundo.

Para terminar, me gustaría decir que MotorStorm: Pacific Rift no es un juego fácil, ya que los rivales son bastante duros y agresivos, y también porque los eventos de velocidad, desde su primera aparición, requerirán de nuestro esfuerzo para poder sacar el oro. Esto me ha parecido un gran acierto, pues así el juego gana en profundidad e interés, ya que nos obligará a dominar el manejo de todos y cada uno de los vehículos, lo cual nos llevará su tiempo.


Multijugador

MotorStorm: Pacific Rift presenta unos modos multijugador mucho más atractivos de los que habíamos visto en su anterior aparición, y es que la ausencia de un modo a pantalla partida no le hizo ningún bien. Así, Pacific Rift se redime y nos ofrece carreras a pantalla partida para cuatro jugadores en los que la calidad gráfica se resiente un poco, aunque solo en lo referente a la distancia de dibujado, que es algo menor, aunque no repercute en la diversión.

Por otra parte, también ofrece partidas multijugador online en las que podremos conseguir puntos, dependiendo de nuestra actuación, para ir logrando rangos más altos. En este caso, las partidas transcurren sin ralentizaciones ni lag que estropeen la jugabilidad mientras competimos hasta 12 personas en la misma carrera.

 Jugabilidad

Aquellos que jugasen al original recordarán que el control era bastante cómodo (siempre y cuando no se manejase la dirección del vehículo con el sensor de movimiento del Sixaxis, pues perdía algo de fiabilidad). En esta ocasión,

vemos que el manejo se refuerza con una mejor respuesta de los mandos y la misma configuración de botones con pequeños añadidos. Para acelerar tendremos que utilizar el gatillo derecho (R2), y para frenar el izquierdo (L2), mientras que el turbo seguirá siendo el botón X. Durante las carreras, utilizaremos eso y poco más, pues el juego los chicos de Evolution han preferido no complicar el control.

Por otra parte, el original sufrió la crítica de que algunos vehículos no se controlaban del todo bien, pues el manejo era demasiado “duro”, pero creo que esto era una decisión de diseño hecha a propósito, pues querían reflejar la dificultad de girar a gran velocidad con un camión. Esto se mantiene aquí, por lo que se confirma que es algo que Evolution Studios hace de manera totalmente consciente.

El turbo sigue funcionando de la misma manera, pues veremos un contador en una esquina de la pantalla que se irá llenando si activamos el turbo. Si este contador se llena por completo, el coche explotará, con lo que habrá que tener cuidado. Eso sí, si soltamos el botón del turbo, veremos cómo poco a poco se irá vaciando el indicador de turbo, así que el éxito se centrará en ver quién utiliza mejor este acelerón extra que proporciona el turbo. En esta entrega, vemos que si pasamos por encima de agua (siempre y cuando no cubra mucho) el indicador se vaciará más rápido, aunque también hay una especie de duchas por ciertos circuitos que cumplen la misma función. Por otra parte, si estamos muy cerca de la lava o saltamos por encima de ella, vemos que el indicador no descenderá nada, pues el calor ambiental no nos lo permite. Así, tanto el agua como el fuego nos ayudan a conseguir un desarrollo más variado y alguna que otra novedad durante el transcurso de las carreras.

Gráficos

El aspecto gráfico de MotorStorm: Pacific Rift ha sufrido una mejora evidente. Por una parte, nos encontramos con una carga de texturas más avanzadas que el original, pues si miramos al detalle los diferentes elementos del escenario o de los vehículos, caeremos en la cuenta de que son mucho más bonitos. Y todo ello sin mermar la sensación de velocidad, que es más que suficiente.

El diseño de los circuitos es muy interesante, pues ofrece varias rutas y presenta muchos elementos interesantes como la vegetación, la lava, el agua o los objetos destructibles como vallas, puentes o torretas. Además, la isla ofrece una gran variedad de escenarios, lo cual es muy agradable para la vista, pues nunca nos cansaremos de ver el paisaje.

Los vehículos cuentan con un acabado notable, aunque lo que más me gustaría destacar es lo bien reproducido que está el modelo de daños de cada vehículo, así como las reacciones de los pilotos (aunque en ocasiones puedan ser demasiado exageradas e irreales). Como decía, el modelo de daños está muy conseguido porque veremos cómo los coches se despiezan poco a poco, hasta ver cómo pierden decenas de partes en un accidente. Además, al presentar los accidentes en cámara lenta, todo es mucho más espectacular. Otro pero es que no se hayan incluido más cámaras, pues solo habrá disponible dos.

También vemos que los efectos de luz están mucho más trabajados, lo cual se debe a la inclusión de los diferentes elementos. Por una parte, vemos lo bien conseguido que está el efecto del calor cuando pasamos cerca de la lava, lo bien que “salpica” el agua o el efecto difuminado que aparece por los bordes de pantalla durante los saltos o en los momentos en los que circulemos a mayor velocidad.

También me gustaría aclarar que los defectos gráficos más molestos del original han sido corregidos. Así, la navegación por los menús es más cómoda y los tiempos de carga mucho más cortos.


Música/Sonido

Lo mejor del original se destapa como lo mejor en esta secuela, la banda sonora. Incluye temas de drum ‘n bass, hard rock, metal o incluso un rock más suave, aunque la tónica general es que la música es bastante “dura”. Destacan grandes nombres como Slipknot, Machine Head, Queens of the Stone Age, David Bowie, The Hives o el interesantísimo tema de drum ‘n bass de Pendulum, llamado Tarantula.

Por lo demás, decir que el rugido de los motores de los diferentes vehículos está bastante conseguido, pues se aprecian diferencias palpables entre los que hace cada uno. Por cierto, os recomiendo activar vuestros altavoces 5.1, pues así disfrutaréis mucho mejor de la experiencia auditiva que ofrece MotorStorm: Pacific Rift.


Edición Española

Vendrá con voces, textos de pantalla y manual en perfecto castellano.


Conclusión

MotorStorm: Pacific Rift consigue mejorar en todos y cada uno de los aspectos a su predecesor, y corrige aquello que menos había gustado. ¿El resultado? Pues uno de los mejores (sino el mejor) juego de carreras extremas. Muy recomendado para los amantes de la velocidad arcade.


Lo mejor: 8 tipos de vehículos. 16 circuitos. La importancia del agua, el calor y la vegetación. Diseño de circuitos muy interesante con muchas rutas para los diferentes tipos de vehículos. IA agresiva y dura que presenta un reto muy interesante. Las opciones multijugador.

Lo peor: Ojalá tuviese más novedades. Poca variedad en el tipo de pruebas que ofrece. Ojalá se hubiese incluido algún tipo de vehículo más.


Historia: --
Gráficos: 9
Música/Sonido: 9
Jugabilidad: 8
Edición Española: 8
Multijugador: 8

 

 

Alternativas:

 






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu página web:
Tu mensaje:

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=