www.thetermis_clan.es.tl
  Uncharted 2: El Reino de los Ladrones
 
 

Uncharted 2: El Reino de los Ladrones
Género: Aventura 
Fecha de salida: 16-10-2009
Plataforma: PS3 
Desarrolla: Naughty Dog 
Productora: Sony Computer Entertainment
Distribuye: Sony Computer Entertainment 
Manual: Castellano 
Idioma: Castellano 
Voces: Castellano
Soporte: Blu-Ray 
Multijugador: Si 
Recomendado: 16+ 
Precio: 69,95€ 
Web oficial: Disponible
 
Uncharted 2: El Reino de los Ladrones

 Publicado el 16-10-2009 
Tipo de artículo: Análisis 
Sistema: PS3 
 
Imprimir
 

La gran apuesta de Sony para conquistar el mercado estas Navidades está ya a la venta. Un título que en su primera parte sentó unas bases sólidas y que supo agradar a crítica y a usuarios, vuelve en esta secuela con claras intenciones de demostrar que acción y aventura sólo tienen un nombre… Nathan Drake.


Las aventuras de Nate

Muchos recordamos aún la cara de sorpresa que se nos quedó cuando jugamos por primera vez a Uncharted: El Tesoro de Drake. A pesar de estar desarrollado por Naughty Dog, unos veteranos de la industria con títulos como Crash Bandicoot o Jack & Daxter, fueron las andanzas de Nathan Drake las que los han consolidado como uno de los estudios referencia.

El primer Uncharted nos proponía un juego de acción, aventuras y plataformas más o menos clásico, con una historia interesante y un protagonista con un carisma arrollador. Todo ello muy bien conjugado para ofrecer una experiencia sin igual en esta generación de consolas, aunque con unos pequeños fallos que le impidieron hacerse con notas más sobresalientes si cabe. De todos modos el poso que dejó en la retina de los jugadores fue tan importante que nadie dudaba de que contaría con una segunda parte, es más, muchos nos sorprendimos anhelando un dorado retorno.

Ya está aquí. Nathan Drake ha regresado en su aventura más peligrosa y fascinante, en un título mucho más ambicioso y “rompedor”.

Uncharted 2: El Reino de los Ladrones narra una historia desconocida para el común de los mortales, los viajes de Marco Polo, la búsqueda del mítico reino de Shambhala y la piedra Cintamani. Estos tres elementos se mezclan de una forma realmente sobrecogedora para ofrecernos un marco argumental incomparable; una historia propicia para que Nate se meta, como el sólo sabe, en problemas.

La historia nos va siendo deslavazada por medio de los diálogos “in game” que se suceden entre Nathan y sus compañeros, aunque los diálogos son los mínimos, y por las secuencias de video, realizadas magistralmente con el motor gráfico de Uncharted, las cuales son mayores en cantidad y en calidad. Pero ya hablaremos de ellas en el apartado gráfico.

El argumento además de ser lo suficientemente interesante, está perfectamente unido y narrado. Comienza de golpe, atrapando al jugador en sus redes, y poco a poco va tejiéndose la trama, presentando a nuevos compañeros y villanos… y alguna que otra sorpresa.

Los diálogos ya fueron uno de los pilares fundamentales de la anterior entrega, marcando el carácter socarrón y carismático de Drake. En esta segunda parte no sólo se mantienen, sino que elevan el listón, con auténticos cruces de palabras y frases que quedarán irremediablemente en la retina del jugador. Y es que el carisma de los personajes mostrados en pantalla pocas veces se ha visto en un videojuego, todos están perfectamente definidos, todos tienen un trasfondo, un algo que les empuja a hacer algo, por nimio que sea. Son estos pequeños detalles los que acaban haciendo grande y recordado a Uncharted 2: El Reino de los Ladrones.

A todo esto añadirle unos cuantos giros de guión, algunos previsibles, pero otros realmente sorprendentes, los cuales nos arrancarán una sonora carcajada, nos harán abrir los ojos como platos o nos harán crispar los puños clamando venganza.

La mejor palabra que define Uncharted 2 es dinamismo, en todos sus aspectos, empezando por la historia y acabando por el doblaje, es un juego altamente ágil, rápido y dinámico; y todo esto no sería posible sin una historia en constante movimiento.

 

Honor entre Ladrones

El Reino de los Ladrones se asienta en las firmes bases de su predecesor, es decir, acción, plataformas, puzles y exploración (en menor medida). Pero aporta las suficientes novedades para seguir creciendo y ofrecer un lavado de cara impresionante.

Es necesario recordar que los que busquen un juego de aventuras y plataformas se van a llevar una tremenda decepción, puesto que lo que prima en la saga Uncharted es la acción, y en este caso vuelve a ser así, en un porcentaje 80% acción, siendo el 20% restante dividido entre plataformas y puzles.

Una vez aclarado este punto, podemos comentar que el apartado de los combates y de los tiroteos ha sido el que más lavado de cara ha sufrido. Sigue inspirándose en Gears of War, en su mecánica de disparar y cubrirse en las distintas coberturas, pero implementa distintas mejoras que lo alejan, lo justo, de las andanzas de Markus Fénix.

¿Cuáles son estos añadidos? Un sistema de sigilo, un mejorado sistema de apuntado y un combate cuerpo a cuerpo más “profundo” y peliculero.

El juego se desarrolla pues en tercera persona, con una cámara al hombro que nos permite un apuntado bastante preciso, ya que los enemigos, si bien no son muy variados, son de diferentes tipos; la mayoría son soldados rasos, otros llevan chaleco antibalas, otros corazas y otros escudo antidisturbios. Por lo que será necesario hacer un uso correcto de las armas disponibles, más de una veintena, y de una apuntado preciso, pues muchas veces un disparo en la cabeza soluciona la confrontación.

Las granadas de mano las podremos lanzar estando cubiertos, pulsando L2, entonces aparecerá un pequeño arco que nos permitirá apuntar hacia dónde queremos arrojarla, teniendo en cuenta que es muy probable que rebote y ruede por el suelo. Pero también se ha añadido la posibilidad de que podamos lanzar la granada apuntando con L1 y lanzándola con L2, en un lanzamiento menos preciso pero más rápido para salir de apuros.

Como he comentado antes, el sistema de combate cuerpo a cuerpo ha sido modificado muy ligeramente, pero lo justo para hacerlo más interesante. Por un lado debemos decir que los enemigos buscarán golpearnos por sorpresa, y por otro debemos explicar que ya no serán simples peleles que encajarán nuestros golpes y listo, sino que se cubrirán y contraatacarán, siendo necesario que esquivemos el golpe para así realizar una “contra” y machacarlos. No es algo muy profundo, pero si ágil y dinámico que es lo que buscan los chicos de Naughty Dog.

“Vale, esto está muy bien, pero y ¿el sigilo?” os preguntaréis muchos. El sigilo es una opción el 80% de las veces, aunque en algunos momentos, debido a exigencias del guión, es una necesidad, sobre todo en los primeros 45 minutos. No esperéis un modo sigilo a lo Splinter Cell, o a lo Metal Gear, es algo más sencillo y más ágil. Simplemente nos permitirá eliminar a potenciales amenazas rápidamente allanando el camino antes de que todo se salga de madre. La gran mayoría de las veces tomaremos el camino de los disparos y de la acción más frenética, pero está bien saber que existe la posibilidad de acabar con unos cuantos enemigos a lo Sam Fisher.

En cuanto a los puzles y a las plataformas poco hay que comentar, salvo que ambas fases están bien integradas en el contexto y en la acción, siendo unos puzles sencillos y poco tediosos, los cuales no dan sensación de relleno. Las fases de plataformas son muy espectaculares y cinematográficas, cortándonos el aliento en muchos momentos, pero para nada difíciles, siendo siempre lógicas y accesibles, gracias al genial uso y manejo de la cámara. 

Uncharted 2 cuenta con tres niveles de dificultad, siendo el primero de todos el más sencillo y el menos recomendable. El nivel normal presenta un reto más considerable, pero es en el nivel difícil donde os ganaréis a pulso el pasaros el juego o no, con unos rivales más duros, más agresivos, quienes no nos darán cuartel, utilizarán todo su arsenal y harán uso de todas las tácticas programadas en la I.A. para flanquearnos, golpearnos por la espalda, sacarnos de nuestra cobertura y machacarnos.

Todo esto que os he contado, nos lleva al punto anteriormente citado, el dinamismo. Tal vez lo expuesto en los párrafos anteriores no sea motivo para haceros aplaudir, incluso muchos pensaréis que no hay nada de innovador. Y os doy la razón. Pero donde Naughty Dog lo clava, donde ponen el listón más alto que cualquiera, es en el ritmo del juego; siempre in crescendo, nunca decae, en todo momento parece que esa fase será la última de nuestras vidas. Todo se sucede de forma ágil, rápida y vertiginosa, desgranando las diferentes situaciones jugables y argumentales de forma pocas veces vista. A diferencia de otros títulos de corte similar, Uncharted 2 cuenta con multitud de momentos apoteósicos, impagables, que nos dejarán sin aliento.

Después de completar el juego, el cual me llevó 10 horas sólo puedo decir que nunca se me hizo corto, pues ha sido tal la intensidad de los momentos vividos, tal la emoción y la tensión que llegas al clímax final con una sonrisa en la cara y con la satisfacción del que siente que ha realizado un gran trabajo.



 

Gráficos

Uncharted 2: El Reino de los Ladrones es un juego bonito, con una paleta de colores imponente y un uso de la iluminación realista. Cada situación que se nos presenta, ya sea en un amanecer, atardecer, con el cielo encapotado o lloviendo, tiene un tratamiento lumínico dulce, realista… bonito.

Pero no sólo es paleta de colores o iluminación, el problema de carga de texturas que presentaba la primera parte ha sido solventado con soltura en su secuela, con un motor gráfico mucho más sólido y depurado y con unas texturas en alta definición de lo más espectacular del momento.

El diseño de los escenarios roza lo enfermizo, en cuanto a detalle nos referimos. Todo está detallado con texturas en su máxima resolución, siendo escenarios como la ciudad nepalí uno de los exponentes gráficos del momento. Impresiona ver la belleza de la destrucción, la suciedad de las calles, las paredes destruidas, la pintura desconchada, el polvo de las explosiones, papeles volando por el escenario, farolas, carteles publicitarios, basuras, escombros… TODO está perfectamente detallado, y es sólo un ejemplo de la espectacularidad gráfica.

El diseño de los personajes no se queda corto, como siempre adolece de la repetición de los enemigos, pero como son mercenarios de un ejército, es normal que vistan de forma similar. ¡Qué decir de Nathan Drake!, cuenta con mayor número de polígonos, sus animaciones son mucho más suaves que en la primera parte, aunque aún cuenta con alguna transición un tanto brusca, pero que no es capaz de empañar el resultado final. Lo mismo se aplica al resto de personajes, Flynn, Chloe, Lazarevic y demás comparsa.

A destacar la expresión facial, lo mejor del momento hasta que llegue Heavy Rain. No hay más discusión, parece que veamos una película, completamente creíbles todos los gestos corporales y faciales.

Las escenas de vídeo están realizadas con el motor del juego, y gozan de un resultado impecable, son más en su cantidad y duración, dotando de profundidad al argumento y de credibilidad a los personajes, con momentos realmente épicos, dramáticos y humorísticos.


Música y Sonido

La banda sonora del juego termina por conjugar la magia del título, con unas composiciones similares al de Uncharted: El Tesoro de Drake, pero más armonizadas, más rápidas, más contundentes y mucho más tibetanas… obviamente. Siendo algún tema del score musical realmente emocionante, acompañando perfectamente a la acción que se desarrolla en pantalla.

En cuanto a los efectos de sonido, poco malo que decir, siguen mostrándose contundentes, realistas y firmes. Con una panoramización exquisita, sí disfrutadlo en un 5.1 porque os dejará sin habla.


Multijugador

Si el análisis finalizara aquí, seguramente llegaríamos también a la conclusión de que Uncharted 2 es un grandísimo juego, posiblemente uno de los mejores de todo este 2009. Pero la gente de Naughty Dog no se ha conformado con esto y nos trae en el paquete un completo modo multijugador. Y lo calificamos de “completo” no porque el adjetivo quede bien, sino porque sus creadores se han esmerado en hacer un modo multijugador a la altura de las circunstancias, a la altura de lo que un Uncharted 2 se merecía.

El multijugador se divide a su vez entre modo cooperativo y modo competitivo. El cooperativo nos pondrá en distintas misiones en las que podrán participar un máximo de tres jugadores, con unos escenarios que nos obligarán a coordinar con nuestros acompañantes diferentes estrategias para poder salir al paso de las distintas dificultades que tendremos que superar. Por otro lado, la parte competitiva, con partidas de 5 contra 5 como máximo, es un poco más tradicional, con los clásicos deathmatch, deathmatch por equipos o una especie de “capturar la bandera”, entre otros.

A lo dicho hasta ahora añadidle unos escenarios bastante grandes (tanto horizontalmente como verticalmente) que además están muy bien pensados para explotar las habilidades heredadas del modo campaña, como escalar paredes, colgarnos de un borde y tirar al adversario al vacío, etc. También le da un poco más de jugo al asunto algunos de los elementos del escenario como tanques, helicópteros y demás, por no hablar del sistema de mejoras al más puro estilo Call of Duty, de los 10 personajes distintos a escoger, el nulo lag existente, el host migration...

En definitiva, que el multijugador no ha sido un añadido sin más, ni un parche para ocultar un mal modo campaña. Todo lo contrario. Además de la fantástica campaña, Naughty Dog se ha currado un gran modo cooperativo que, estamos seguros, os dará muchas horas de sana diversión.


Edición Española

El Reino de los Ladrones nos llega completamente en castellano, al igual que su predecesor, con un doblaje de auténtico lujo, manteniendo las voces de los personajes anteriores, como la Nate y aportando el buen saber de actores de doblaje de renombre. Sin duda, estamos ante uno de los tres mejores doblajes de la historia. La pasión con la que se nos transmite lo que vemos alcanza cotas similares a las vistas en una serie o en un film, nada está dejado al aire, nada está sobreactuado y nada está pobremente implementado. Sony sabe cuidar sus productos Triple A y Uncharted 2 no iba a ser menos.


Conclusión

Estamos ante el mejor título de PlayStation 3 del momento, muy superior a Killzone 2, y por tanto estamos ante el exponente de su género. Uncharted 2: El Reino de los Ladrones, es un compendio de cómo desarrollar un juego sin que decaiga el ritmo, de cómo saber mantener la esencia y a su vez cambiar el sabor de lo que probamos, es una comunión perfecta de confianza, talento y pasión. Es sin duda, un juego redondo.

Lo mejor: El ritmo, el doblaje, la acción, gráficamente es precioso, la música, las escenas de vídeo, las posibilidades jugables.

Lo peor: Se podría pedir algún puzle más y algo más de plataformeo… ¡qué no sea por no pedir!

Historia: 9
Gráficos: 9
Música/Sonido:9
Jugabilidad: 9
Multijugador: 9
Edición Española:10

 

  


Alternativas:

 

 






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu página web:
Tu mensaje:

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=