www.thetermis_clan.es.tl
  Bayonetta
 
 
 






                                                                          
Género: Acción 
Fecha de salida: 08-01-2010
Plataforma: Xbox 360 
Desarrolla: Platinum Games 
Productora: Sega 
Distribuye: Sega 
Manual: Castellano 
Idioma: Castellano 
Voces: Inglés
Soporte: DVD 
Multijugador: No 
Recomendado: 18+ 
Precio: 69,95€ 
Web oficial: Disponible



publicado  4/1/10  12:00
Tipo de artículo: Análisis 
Sistema: PS3 
 

 

Tras el escepticismo inicial que nos llevó a pensar que estábamos frente a un clon de Devil May Cry cuando se dio a conocer, Bayonetta nos dio una bofetada a todos mostrándose como un título muy divertido que podía tutear e incluso superar las aventuras protagonizadas por Dante. Ahora llega el momento de pasar revista, y la verdad es que la nueva aventura de Platinum Games y Sega va a ser una bendición para los amantes de las aventuras de acción y los beat’ em ups.


Las brujas de Umbra y los Sabios de Lumen

Comenzaremos la aventura asistiendo a un funeral en el que una monja parece rezar por el alma del fallecido. En ese momento bajan unos ángeles del cielo, momento que aprovechará la monja para abalanzarse sobre ellos, empezando a repartir mamporros a diestro y siniestro. Durante este combate sufrirá un par de rasguños, estratégicamente situados en el pecho y el trasero de la protagonista, que hará que destaquen sus voluptuosas curvas. Así se deshará del atuendo de monja para mostrarse ante el público con una larga melena morena, gafas de pasta, traje de cuero apretadísimo y escote bien pronunciado... y todo ello mientras suena el típico tema de inicio de anime. En definitiva, Bayonetta es un juego hecho por japoneses. No cabe duda.

Puede que la protagonista derroche cierto erotismo, lo cual no sólo se puede ver por su apariencia, sino también en algunas tomas de la cámara, que nos mostrará a la protagonista contoneándose mientras se aleja, primeros planos de sus partes más llamativas… e incluso la podremos ver semidesnuda (no la vemos desnuda entera de puro milagro) cuando desate la furia en sus ataques clímax, de los que hablaré más adelante. Por si la carga erótica de Bayonetta os pareciese poca, habrá enemigos como Joy que se muestran por primera vez en pantalla de forma recostada y abierta de piernas mientras una luz blanca le sale de entre las piernas. En fin, toques bastante sugerentes que gustarán o no dependiendo del usuario. Sinceramente, entiendo que quieran ofrecer ese toque picante, pero bajo mi punto de vista esto ni le perjudica ni le favorece.

Lo que sí creo, y valoro, que merece una especial mención es la trama argumental que aquí se expone. Bayonetta es una bruja que parece llevar en letargo un buen número de años, aunque consigue despertarse después de que el padre de Luka, el protagonista masculino del juego, la encuentre en el fondo de un lago. A partir de entonces ella empieza a luchar contra los ángeles sin ton ni son, intentando unir las piezas del rompecabezas que tiene en su propia mente… pues sufre de amnesia y no recuerda nada del pasado. Su único objetivo al principio del juego es el de hacerse con una preciada joya. Poco a poco se irá desvelando la historia del pasado de Bayonetta, que estará íntimamente relacionado con el de una niña que aparecerá tras el primer cuarto de juego (llamada Cereza). Así el trío protagonista se enfrascará en la búsqueda de la verdad sobre el pasado de Bayonetta, que los llevarán a la isla cercana a la ciudad de Vigrid.

A su vez, toda esta trama se desarrolla en un mundo en el que hubo dos clanes, las Brujas de Umbra y los Sabios de Lumen, que regían el mundo en conjunto, destacando también la  existencia de mundos paralelos en el paraíso, llamado Paradiso, y en el infierno, llamado Inferno. Así, a Bayonetta le tocará visitar alguno de estos lugares, pudiendo alternar entre la realidad humana y otra alternativa donde los humanos corrientes no pueden ver a los seres angelicales, demoníacos o brujas.

Puede que no ofrezca unos giros argumentales realmente sorprendentes, pues algunos de los puntos álgidos de la historia se ven venir, pero aún así hemos de agradecer el halo de misterio que rodea al pasado de Bayonetta. Además, resulta chocante ver a Bayonetta enfrentándose a todos los ángeles del cielo, mientras visita a una especie de demonio en el purgatorio. ¿Son las intenciones de Bayonetta buenas? ¿Realmente hacemos el bien o el mal? Esas cuestiones se irán desvelando conforme vayan avanzando las horas de juego. Por otra parte, el carisma de los personajes ayuda a que nos identifiquemos rápidamente con la protagonista y la niña pequeña, a quien tendremos que vigilar en más de una ocasión.


Jugabilidad

Bayonetta es una aventura de acción que vive casi exclusivamente de los cientos de peleas cuerpo a cuerpo que se suceden desde el primer instante hasta el final. Durante toda la aventura nos tocará enfrentarnos a una gran variedad de enemigos, incluyendo un amplio número de jefes finales, manteniendo un elevado ritmo de juego que suma mucha espectacularidad al desarrollo.

Lo primero de lo que me gustaría hablar es de las aptitudes y habilidades de Bayonetta. Ésta no vivirá únicamente de los mamporros que pegue con los puños y las piernas, puesto que siempre llevará consigo cuatro armas, dos en los brazos (algo lógico) y dos en los tacones (algo que no es tan común). Así podrá enlazar combos realmente largos, pues entre puñetazos y patadas podrá dar volteretas o realizar movimientos propios del breakdance mientras dispara balas desde las pistolas que tiene en los tacones. A esto hay que sumarle el amplio número de golpes cuerpo a cuerpo y los movimientos de tortura. Estos movimientos de tortura se podrán ejecutar si pillamos al enemigo desprevenido, pudiendo darle a los botones B e Y a la vez, activando una animación realmente espectacular. En algunos casos veremos cómo Bayonetta se sienta sobre una especie de Caballo de Troya, coge a su enemigo con un látigo de metal, lo monta al Caballo y le aprieta con el látigo hasta que revienta; en otros casos veremos cómo utiliza una guillotina para cortarle la cabeza a otro; en otros casos coge una rueda llena de pinchos enorme y le pega una patada a la rueda para que gire rápidamente y despedace al enemigo, etc. El daño que podemos causarle a los enemigos en estos ataques puede variar, puesto que una vez la animación está en marcha podremos darle al botón que aparezca en pantalla para aumentar el número de megatones (la unidad de fuerza escogida) que le podemos causar.

Además de todo esto, Bayonetta podrá desatar poderosos ataques relacionados con una fuerza oscura y negra que emana de su pelo y vestimenta. Así podrá enlazar combos en los que saldrán de nuestro pelo formas como las de un puño o un zapato que causarán más daño a los enemigos comunes… o los llamados ataques clímax, que sólo pueden activarse en los combates contra los jefes finales (se echa de menos la opción de utilizarlos cuando nos dé la gana). Si los activamos, veremos cómo Bayonetta queda semidesnuda, mientras nuestro traje y pelo se junta para crear figuras como las de un dragón, un montón de manos, una especie de araña, una especie de serpiente marina, etc. Estos ataques generan un daño impresionante, que puede llegar a ser hasta de gigatones (esto sólo lo veremos en un combate, pero merecía ser mencionado por lo “burro” que puede ser dicho ataque) (para que os hagáis una idea, un ataque de un gigatón es algo así como el de un terremoto de 7 u 8 en la escala Richter). Vamos, que Bayonetta es un juego exagerado como pocos.

Bayonetta también contará con otra serie de habilidades, como la de convertirse en pantera para superar las zonas de saltos complicados o donde se nos exija ser más rápidos. 

También podrá transformarse en un ave, aunque esta habilidad no será tan interesante como la ya citada de la pantera. Por otra parte, hará gala de habilidades como la de caminar por las paredes y techos (llamado paseo brujo) o la de activar un tiempo bala que nos permitirá derrotar a los enemigos con mayor facilidad (llamado tiempo brujo). Lo más interesante de todo es que este juego nos obliga a esquivar los golpes en el último momento, pues esa será la única manera en la que podremos activar el tiempo brujo, que es fundamental para continuar avanzando en la historia en determinados momentos.

Ahora que ya hemos hablado más que suficiente de Bayonetta, toca hablar de los enemigos a los que se enfrentará. Hay una variedad importante de enemigos, mostrando cada uno patrones de ataque y defensa diferentes, aunque lo más llamativo de todos son los jefes finales. Todos ellos cuentan con un diseño extraordinario, lo que sumado a su tamaño y su fiereza ya es síntoma de calidad. Todos cuentan con unos patrones de ataque y defensa bastante definidos, con lo que bastará con saber qué hemos de hacer para acabar con ellos para explotar una y otra vez dichos patrones hasta acabar con su energía. Lástima que el último enemigo no sea tan divertido como otros que hay antes que este, aunque tampoco es que sea decepcionante. Por lo demás, ayudan a ofrecer un desarrollo espectacular y entretenido, pues el enfrentamiento contra éstos es de lo mejor que nos encontraremos a lo largo del desarrollo.

Llegamos por tanto a uno de los puntos más negativos de Bayonetta, y es que la duración no es tan larga como nos habría gustado. La primera vez que lo juguéis podréis terminároslo en 8 horas, lo cual no es mucho. Personalmente no le doy mucha importancia al hecho de que dure 8 horas, porque algunos de los 17 capítulos que incluye Bayonetta tiene secciones de juego ocultas a los que se podrá acceder si nos fijamos bien en los escenarios. Si a esto le sumamos el hecho de que hay varios niveles de dificultad y que el juego nos evalúa desde bronce a platino puro en cada uno de los sectores que vayamos superando, tenemos un juego que nos ofrece los suficientes motivos para seguir jugándolo una vez lo hayamos terminado.

Además, hay varios extras desbloqueables que podremos conseguir a lo largo del juego. Para empezar, en el bar “Las Puertas del Diablo”, regentado por Rodin, podremos acceder a una tienda en la que podremos comprar nuevas técnicas para Bayonetta, armas, objetos de curación y regeneración mágica, etc. Además, en algunos capítulos podremos hacernos con discos de vinilo que podremos canjear por armas en esta misma tienda, teniendo que encontrar los fragmentos de los discos que haya repartidos por el escenario. También podremos encontrar los recuerdos de las brujas, que nos aportan diferentes extras para Bayonetta.

Por último, Bayonetta participará en tres tipos de fases completamente diferentes a las que podremos ver durante casi todo el desarrollo. Las primeras son los minijuegos de Ataque Angelical, en los que deberemos de disparar a través de una mirilla y acabar con los enemigos que se pongan a tiro. Cada muerte nos otorgará una serie de puntos que luego podremos canjear por objetos de curación o por halos (que es la “divisa” que Rodin nos exige para la compra de objetos en su tienda).

Otra fase nos obligará a montarnos en una moto para acabar con los enemigos desde ella. Resulta bastante espectacular, aunque no tan emocionante y divertida como las fases de a pie. De hecho, divierte porque no nos llevará más de 15 minutos, pero si esta fase hubiese durado el doble o el triple, la terminaríamos por aborrecer. En la moto nos tocará acelerar, frenar, derrapar y disparar a los enemigos, pero todo se resume a una repetición de escenarios y situaciones que terminarán por caer en el olvido, puesto que no es nada en comparación con las cotas de diversión que Bayonetta ofrece en el combate cuerpo a cuerpo.

La otra fase que “adorna” la bella factura de Bayonetta es aquella en la que, montados encima de un misil gigante, nos tocará disparar a todo lo que se nos ponga por delante. Es algo mejor que la de la moto, aunque nuevamente muestra un nivel de calidad que no llega a las elevadas cotas de diversión que Bayonetta transmite cuando va a pie.

Por todo esto, Bayonetta cumple como un grandísimo juego que apasionará a los fans de la acción, aunque desde Platinum Games han querido adornar el desarrollo con fases novedosas que, lamentablemente, no están al mismo nivel que el núcleo principal de la jugabilidad. Quizá si se hubiesen decantado por otro tipo de fases habrían conseguido un resultado más redondo, aunque pocos peros más se me ocurren para Bayonetta.


 

 

Gráficos

El apartado gráfico de Bayonetta me ha sorprendido gratamente. Me esperaba un juego espectacular, que contase con un diseño artístico muy cuidado, pero a esto hay que sumarle la enorme definición y la calidad de las texturas que se pueden apreciar tanto en la protagonista, los enemigos como en los escenarios.

Para empezar hay que alabar el genial diseño de la despampanante protagonista, que contará con un acabado extraordinario y un conjunto de animaciones excepcionales, que hacen del combate cuerpo a cuerpo una auténtica delicia.

Por otra parte tenemos un diseño de personajes muy currado que se sustenta gracias al fenomenal trabajo en lo que a diseño artístico se refiere (eso sin contar con el enorme tamaño que poseen algunos enemigos finales). Por último están los escenarios, que cuentan con un acabado muy conseguido. Quizá lo único que podríamos citar es que la cámara se puede quedar atascada en algunas partes del escenario, aunque no es un error que vaya a lastrar la jugabilidad, pues es un hecho muy puntual.

Por último, y ya que no lo mencioné antes, las escenas de vídeo de Bayonetta se alternan entre las típicas secuencias de vídeo y otras basadas en imágenes estáticas sacadas de un microfilm, que le da un toque cinematográfico muy chulo.


Música/Sonido

Sabréis tan bien como yo que los análisis son fundamentalmente opiniones subjetivas, aunque mi máxima siempre es la de ofrecer la visión más objetiva (y demostrable) posible. Sin embargo, aquí voy a dejar de lado esa capacidad de raciocinio para hablar del tema principal de Bayonetta. Es un tema que podríamos escuchar en cualquier otro anime, pero que a mi modo de ver no casa bien con algunas secciones de pelea que tendremos a lo largo del desarrollo. Prefiero cómo suena el resto de la banda sonora de Bayonetta, aunque la melodía típica del J-Pop también tiene su aquel en ciertos momentos (sobre todo en los vídeos).

Los efectos de sonido rayan a un muy buen nivel, mientras que el doblaje al inglés es buenísimo, puesto que se les entiende todo a la perfección, sin que por ello la actuación se resienta en algún momento.


Edición Española

Bayonetta viene con textos de pantalla y manual en perfecto castellano. Las voces en inglés son estupendas, y aquellos que tengan un nivel medio de inglés podrán entender todo lo que dicen. Quizá lo único que se puede reprochar a la edición española es que algunas líneas se han traducido de forma diferente, con lo que se pierde un poco de “picante” en las conversaciones.


Conclusión

Bayonetta es un estupendo juego de acción de Platinum Games y Sega. Si os decantáis por él, tened por seguro que habréis escogido una de las mejores maneras de iniciar el 2010 con vuestra consola, pues desde ya es uno de los juegos a tener en cuenta del año que está a punto de comenzar. Lástima que haya algunas fases que no ofrezcan el mismo nivel de diversión y emoción que el núcleo principal del juego, pero es un pequeño precio a pagar por la diversión que ofrece.

 

Lo mejor: Los combos de Bayonetta son sumamente espectaculares. Los misterios que rodean a Bayonetta hacen que el argumento nos mantenga enganchados de principio a fin. Los ataques de tortura y clímax. Los combates contra los jefes finales. El apartado gráfico es extraordinario.

Lo peor: Fases como las de la moto o el misil no están a la altura del resto del juego. Ojalá hubiese durado unas cuantas horas más.

Historia: 8,5
Gráficos: 9
Música/Sonido: 8
Jugabilidad: 8,5
Edición Española: 7
Multijugador: --

  


Alternativas:

 


 

 






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu página web:
Tu mensaje:

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=